Mundo

China pierde histórico caso en Corte de La Haya

Los jueces determinan que Pekín no tiene un título histórico sobre aguas del Mar de China Meridional y violó la soberanía de Filipinas. El Gobierno chino reacciona con furia tras el fallo.
Reuters
12 julio 2016 6:26 Última actualización 12 julio 2016 15:26
Mar China Meriodional

(Archivo/Reuters)

AMSTERDAM.- Los jueces de la Corte Permanente de Arbitraje en La Haya dictaminaron este martes que Pekín no tiene un título histórico sobre las aguas del Mar de China Meridional y que el gigante asiático violó la soberanía de Filipinas con sus acciones, lo que despertó la furia de las autoridades chinas.

El presidente chino, Xi Jinping, respondió al dictamen asegurando que Pekín está dedicado a mantener la paz y la estabilidad en la disputada zona, pero no aceptará posturas o acciones que tomen como referencia el resultado del caso de arbitraje por la disputa en la zona.

En tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que el caso del arbitraje dejó la disputa en un terreno peligroso, pues podría empeorar las tensiones y la confrontación, en comentarios divulgados por la agencia estatal de noticias Xinhua. Wang calificó el caso como una "farsa".

"No hay ninguna base jurídica de China para reclamar derechos históricos a los recursos dentro de las áreas marinas que entran en la 'línea de nueve puntos'", dijo el tribunal, en referencia a una línea de demarcación en un mapa de 1947 del mar, que es rico en recursos energéticos, minerales y pesqueros.

En el fallo de 497 páginas, los jueces también dijeron que las patrullas chinas se han arriesgado a chocar con los barcos de pesca de Filipinas en el área y han causado un daño irreparable a los arrecifes de coral con sus trabajos de construcción.

Pekín reclama la mayoría de las aguas de la zona, ricas en yacimientos energéticos y por las que pasan embarcaciones comerciales que transportan mercancías valoradas en 5 billones de dólares anuales. Sus vecinos Brunei, Malasia, Taiwán y Vietnam también tienen reclamos.

China, que boicoteó el caso presentado por Filipinas, dijo que no reconocerá ninguna sentencia de la corte y que sus fuerzas armadas defenderán su soberanía y sus intereses marítimos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China argumentó su rechazo al dictamen indicando que sus habitantes tienen más de 2 mil años de historia en el Mar de la China Meridional, que sus islas tienen zonas económicas exclusivas y que anunció al mundo su mapa de 'línea de puntos' en 1948.

"La soberanía territorial y los derechos e intereses marítimos de China en el Mar de la China Meridional no se verán afectados por estos dictámenes bajo ninguna circunstancia. China se opone y nunca aceptará ningún reclamo o acción basados en ellos", declaró.

"Este fallo representa un revés legal devastador para los reclamos jurisdiccionales de China en el Mar de China Meridional", dijo a Reuters Ian Storey, del Instituto ISEAS Yusof Ishak de Singapur. "China responderá con furia, con toda seguridad en lo referente a su retórica y, posiblemente, con acciones más agresivas en el mar".

Xinhua informó poco después de conocerse el dictamen que un avión civil chino realizó con éxito pruebas de calibración en dos nuevos aeropuertos en las disputadas Islas Spratly.

Asimismo, el Ministerio de Defensa chino anunció que un nuevo destructor con misiles guiados fue destinado formalmente a una base naval en la provincia insular sureña de Hainan, que tiene responsabilidad sobre el Mar de la China Meridional.

Tras conocerse la decisión, el ministro de Asuntos Exteriores de Filipinas pidió "moderación y sobriedad".

"Nuestros expertos están estudiando este fallo con el cuidado y la minuciosidad que merece este resultado arbitral significativo", dijo el secretario de Asuntos Exteriores, Perfecto Yasay, en una rueda de prensa.