Mundo

Corea del Norte lanza nuevo misil de medio alcance 

Esta fue la segunda prueba realizada por los norcoreanos en una semana, situación que para su vecino del Sur desvanece las esperanzas de paz expresadas por su nuevo gobierno.
Reuters
21 mayo 2017 11:42 Última actualización 21 mayo 2017 11:42
Último lanzamiento de misil de Corea del Norte es una ‘advertencia’ a EU

Corea del Norte disparó un nuevo misil días después de la toma de posesión del nuevo presidente de Corea del Sur y advirtió a los EU que no subestimen el poder nuclear de los norcoreanos.

Corea del Norte disparó el domingo un misil balístico en aguas de su costa este, la segunda prueba en una semana, en una acción que según Seúl desvanece las esperanzas de paz expresadas por el nuevo Gobierno liberal de Corea del Sur.

Un militar surcoreano dijo que el misil parecía ser una versión mejorada y de mayor alcance del proyectil a base de combustible sólido lanzado desde submarinos. El disparo de hace una semana funcionó a base de combustible líquido y voló más lejos.

Corea del Norte ha desafiado los llamamientos a contener sus programas nuclear y balístico, incluso los procedentes de China, su principal gran aliado, calificándolos de autodefensa legítima.

Ha estado trabajando en el desarrollo de un misil con capacidad nuclear capaz de alcanzar Estados Unidos. El sábado dijo que había alcanzado esta capacidad, aunque expertos occidentales en misiles dicen que la afirmación es exagerada.

Un funcionario estadounidense dijo que la Casa blanca estaba al tanto del último lanzamiento e indicó que el misil tenía un alcance menor que los tres anteriores probados por Corea del Norte. El secretario de Estado Rex Tillerson describió la acción de Pyongyang como "decepcionante" y "perturbadora".

Las dos pruebas de misiles en una semana complican los planes del nuevo presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, de buscar formas de reducir la tensión en la península. Moon asumió el cargo hace once días después de ganar una elección con un enfoque más moderado hacia el Norte, con el cual el Sur todavía está técnicamente en guerra dado que no se firmó ningún tratado de paz al final de su conflicto 1950-1953.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur dijo que las pruebas eran "acciones imprudentes e irresponsables que arrojan agua fría sobre las esperanzas y deseos de este nuevo Gobierno y de la comunidad internacional para la desnuclearización y la paz en la península de Corea".

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo que la última prueba de misiles realizada por el aislado estado fue "un desaire y un desafío a los esfuerzos internacionales por una resolución pacífica".