Mundo

'Construir puentes, no muros', le piden a Trump

Ausente en el discurso del magnate, México apareció en la Convención Republicana, primero por una manta que una mujer trató de mostrar en rechazo a la propuesta del muro fronterizo, y luego, por las menciones que Trump hizo de la amenaza que representan los migrantes.
Redacción
21 julio 2016 21:54 Última actualización 21 julio 2016 23:19
"Construir puentes, no muros", decía la manta. (Reuters)

"Construir puentes, no muros", decía la manta. (Reuters)

"Construir puentes, no muros", fue la primera parte del mensaje que una mujer exhibió durante la Convención Republicana mientras Donald Trump pronunciaba su discurso para asumir la nominación como candidato presidencial de Estados Unidos.

La segunda parte fue la imagen que captaron las cámaras de televisión que en vivo transmitieron el evento cuando la mujer era detenida por un agente de la policía de Cleveland y personal de seguridad del evento, mientras trataban de ocultar la manta.

A la par, Trump festejó al cuerpo de seguridad de esa localidad.

"¡Qué grande es la policía de Cleveland!", clamó el aspirante republicano.

El mensaje aludía al muro que Trump prometió construir en la frontera sur, con México, una de las propuestas insignia durante la campaña del magnate neoyorquino, y que apareció como parte de su discurso.

"Vamos a construir un gran muro en la frontera sur, para detener a las pandillas y la violencia, para parar las drogas que entran a nuestras comunidades", arengó, seguido de una ovación de su público. Y reiteró que los países "a los que apoya" Estados Unidos tendrán que pagar por estas medidas.

1
 

 

Convención republicana, discurso de Donald Trump. (Reuters)


'Ilegales', amenaza para nuestros ciudadanos


El aspirante republicano ofreció establecer un sistema de control de la inmigración y contrastó su propuesta con la de su oponente demócrata, Hillary Clinton, de quien dijo propone una amnistía con los inmigrantes que ingresan irregularmente por la frontera sur.

"Vamos a tener un sistema migratorio que funcione... que funcione para el pueblo estadounidense", añadió durante su mensaje.

Insistió en que el sistema de inmigración controlada tendrá bases legales y buscará "parar a toda esa gente en la frontera".

"Cerca de 180 mil inmigrantes ilegales con registros criminales que fueron ordenados para ser deportados de nuestro país, están paseando libres y amenazan la paz de los ciudadanos", expuso Trump.

Para enfatizar en el riesgo que representan los migrantes, Trump mencionó tres casos de jóvenes que presuntamente perdieron la vida a manos de indocumentados: Mary Ann Mendoza, Sabine Durden y Jamiel Shaw.

"Ellos son sólo tres valientes que representan a miles. De mis viajes por el país, nada me ha afectado más profundamente que la vez que estuve con madres y padres quienes han perdido a sus hijos a causa de la violencia desbordada a través de nuestra frontera. Se nos ha pedido que tome este compromiso de todos los votantes en este sitio (la frontera)".

En su mensaje, enfatizó en que defenderá con estas acciones los empleos de los ciudadanos estadounidenses, especialmente aquellos de quienes buscan acceder a la clase media estadounidense.

Y acusó que por décadas, la inmigración ha causado bajos salarios y altas tasas de desempleo para los estadounidenses, especialmente para los afroamericanos y latinos, en quienes observó un aumento en número de poblaciones pobres en las grandes ciudades de ese país.

Además, ofreció que las acciones empezarán desde el primer día en que, en caso de ganar, ocupe la oficina oval de la Casa Blanca.

"He sido honrado de recibir el respaldo de los agentes de la patrulla fronteriza de América, y trabajaremos directamente con ellos para proteger la integridad de nuestro sistema de inmigración legal", apuntó.

Y aunque en ningún momento lo mencionó por su nombre, y lo sacó a la fuerza de su discurso, como ocurrió con la mujer, México estuvo siempre presente en el mensaje de Trump.