Mundo

Consejo de Seguridad de la ONU se reúne para tratar crisis en Ucrania

Discutieron la escalada de la crisis en ese país, horas antes de un plazo límite que Kiev fijó a los separatistas pro rusos para que depongan las armas o enfrenten una "operación antiterrorista a gran escala".
Associated Press
13 abril 2014 16:17 Última actualización 14 abril 2014 1:45
manifestante

Un manifestante pro-Rusia se sitúa en una barricada frente a un edificio del gobierno regional de Donetsk. (Reuters)


NACIONES UNIDAS.- El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebró una sesión de emergencia esta madrugada para discutir la escalada de la crisis en Ucrania, horas antes de un plazo límite que Kiev fijó a los separatistas pro rusos para que depongan las armas o enfrenten una "operación antiterrorista a gran escala".

El Consejo comenzó su reunión a las 20.00 hora local (0000 GMT del lunes) a petición de Rusia después de lo que Moscú describió como la "orden criminal" de Kiev para movilizar al Ejército para sofocar una rebelión por parte de militantes pro rusos en el este de Ucrania.

El embajador británico ante la ONU dijo que Rusia había concentrado decenas de miles de soldados bien equipados cerca de la frontera con Ucrania, los que se suman a los 25.000 efectivos que envió recientemente a Crimea, una región que Moscú anexó el mes pasado.

"Imágenes satelitales muestran que hay entre 35.000 y 40.000 tropas rusas en las cercanías de la frontera con Ucrania equipadas con aeronaves de combate, tanques, artillería y unidades de soporte logístico", dijo el embajador Mark Lyall Grant.

"Esto es además de las 25.000 tropas rusas asentadas ilegalmente en Crimea", dijo el diplomático en su discurso durante la reunión de emergencia.

Enfurecido por la muerte de un funcionario de seguridad nacional cerca de la ciudad oriental de Slaviansk, el presidente interino de Ucrania, Oleksander Turchinov, dio plazo hasta las 0600 GMT para que los rebeldes que ocupan edificios gubernamentales depongan sus armas.

"El Consejo de Seguridad y de Defensa Nacional ha decidido poner en marcha una operación antiterrorista a gran escala que involucra a las Fuerzas Armadas de Ucrania", dijo Turchinov en una discurso a la nación.

Turchinov acusó a Rusia de estar detrás de las rebeliones que han surgido en ciudades de habla rusa en el este de Ucrania.

"No permitiremos que Rusia repita el escenario de Crimea en las regiones orientales de Ucrania", dijo Turchinov.

El plazo y el enfrentamiento con las tropas rusas en la frontera han aumentado los temores de una confrontación militar con Moscú.

El jefe del servicio de seguridad del Estado de Ucrania (SBU) dijo que las fuerzas del Gobierno responderían sin piedad si los separatistas pro rusos abrían fuego.

"Si abren fuego, vamos a aniquilarlos. No debe haber ninguna duda sobre esto", dijo Valentyn Nalyvaichenko en una entrevista televisada.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, en tanto, calificó la planeada operación militar como una "orden criminal" y dijo que Occidente debería controlar a sus aliados en Kiev.

"Es ahora responsabilidad de Occidente evitar una guerra civil en Ucrania", dijo el ministerio ruso en un comunicado.

El consejo de 15 naciones ha celebrado numerosas reuniones de emergencia relativas a Ucrania, pero ha sido incapaz de tomar cualquier acción concreta debido a los fuertes desacuerdos de Rusia con Estados Unidos y Europa.

Más temprano, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Power, aseguró en el programa "This Week" de la cadena ABC que Estados Unidos está dispuesto a aumentar las sanciones contra Moscú si continúan las acciones militares pro rusas en el este de Ucrania.

"El presidente (Barack Obama) ha dejado claro que, dependiendo del comportamiento de Rusia, las sanciones sectoriales en materia de energía, bancos y minería podrían estar sobre la mesa", declaró.

Ucrania ha reiterado que las rebeliones son inspiradas y dirigidas por el Kremlin.

Sin embargo, una acción para desalojar a los militantes armados corre el riesgo de llevar el enfrentamiento a una nueva y peligrosa fase, en momentos en que Moscú continúa advirtiendo que protegerá a las personas de habla rusa de la región si son atacadas.

El domingo, un agente de seguridad estatal ucraniano murió y otros cinco resultaron heridos durante una operación contra separatistas pror rusos en Slaviansk, en el este de Ucrania, dijo el ministro del Interior, Arsen Avakov.

"Hubo muertos y heridos en ambos bandos", escribió el ministro en su página de Facebook.

Los separatistas están atrincherados en la sede central de la policía y en el edificio del servicio de seguridad estatal, mientras que otros han levantado barricadas en otros puntos de Slaviansk, situada a unos 150 kilómetros de la frontera entre Rusia y Ucrania.

Kiev acusa a Moscú de intentar socavar la legitimidad de las elecciones presidenciales previstas para el 25 de mayo, las cuales pretenden devolver la normalidad política al país tras meses de inestabilidad.

Sin embargo, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, dijo que Kiev está "demostrando su incapacidad para asumir la responsabilidad por la situación del país" y advirtió que cualquier uso de la fuerza contra las personas de habla rusa socavaría el potencial de cooperación, incluyendo las conversaciones previstas para el jueves en Ginebra entre Rusia, Ucrania, Estados Unidos y la Unión Europea.