Mundo

'Civil War' entre los republicanos: Cruz dice que "no es un cachorro servil"

El senador por Texas, quien fue el segundo más votado durante la carrera por la nominación republicana, señaló durante la Convención de partido que todavía no sabe por quien votar y que no tiene el hábito de apoyar a quien calumnia a su esposa. 
21 julio 2016 12:23 Última actualización 21 julio 2016 17:20
Ted Cruz fue abucheado la noche del miércoles por descartar dar su apoyo a Trump. (Bloomberg)

Ted Cruz fue abucheado la noche del miércoles por descartar dar su apoyo a Trump. (Bloomberg)

Donald Trump dijo que eligió a su compañero de fórmula para inspirar unidad en el partido. El objetivo de la Convención Nacional Republicana es la unidad del partido. Pero el senador por Texas Ted Cruz se mantuvo desafiante este jueves en su decisión de evitar dar su apoyo al candidato republicano.

"No tengo el hábito de apoyar a las personas que atacan a mi esposa y atacan a mi padre", dijo Cruz a la delegación de Texas durante la reunión en Cleveland esta mañana después de su discurso televisado anoche en la Convención Nacional.

Su promesa durante las primarias de apoyar a quien saliera victorioso de la contienda interna por la nominación "no era un compromiso de que si vas y calumnias y atacas a Heidi voy a venir como un cachorro servil a decir 'Muchas gracias por calumniar a mi esposa y difamar a mi padre'", dijo Cruz.


El resultado es que Trump no está más cerca de lograr la unidad del partido gracias a Cruz, quien logró el segundo mayor número de votos durante las primarias.

Cruz dijo a los delegados de Texas el jueves, mientras algunos aplaudían y otros coreaban “Trump”, que estaba valorando cómo votar.

Señaló que no votará por la virtual candidata demócrata Hillary Clinton y que no estaba alentando a nadie a que escribiera su nombre en las boletas.

"Esto no es un club social", dijo Cruz. "O luchamos por nuestros principios o no valemos nada”.

Los republicanos pasaron gran parte del año pasado intrigando a puerta cerrada para frenar la campaña de Trump. El miércoles, que el conflicto se esparció en la Quicken Loans Arena por la cortesía del senador de Texas, Trump ya lo veía venir.

Anthony Scaramucci, un gestor de fondos de Nueva York, que es un importante recaudador para la campaña de Trump, narró que el candidato estaba en su suite en el salón de convenciones justo antes del discurso de Cruz cuando le dijo a él y a otros invitados "nos va a quedar mal esta noche, chicos. Nos va a defraudar".

En la tercera noche de la convención de cuatro días, Cruz se robó el show al negarse a apoyar a Trump. Después de que el presidente de la campaña de Trump dominó los titulares el lunes por lanzar críticas contra el gobernador de Ohio, John Kasich, y luego del plagio en el discurso de Melania Trump, el movimiento de Cruz aseguró una batalla que este jueves culminará con el más importante discurso de la carrera política de Trump hasta la fecha.

"Estamos escribiendo su obituario político, está muerto", dijo sobre Cruz el presidente ejecutivo de Breitbart News, Stephen Bannon, un influyente sitio web de derecha que en un inicio apoyó al senador por Texas.