Mundo

Chile y Venezuela darán refugio a familias sirias 

La cancillería chilena inició la revisión de los antecedentes necesarios para acoger en un plazo breve a familias sirias; además el presidente de Venezuela Nicolás Maduro dijo que su país está dispuesto a recibir a 20 mil refugiados.
Reuters
08 septiembre 2015 14:33 Última actualización 08 septiembre 2015 15:11
Inmigrantes arriban a la isla griega de Kos. (Reuters)

Inmigrantes arriban a la isla griega de Kos. (Reuters)

SANTIAGO.- El gobierno chileno confirmó que acogerá a un grupo de familias refugiadas de Siria, afectadas por la guerra civil que vive ese país y que ha sumido a Europa en una crisis por el enorme flujo de inmigrantes que arriba a las costas del continente.

Con el fin de concretar la llegada de familias sirias en el corto plazo, el gobierno chileno activó un plan en coordinación con la cancillería, el ministerio del Interior y otros organismos públicos.

"Para hacer frente a la grave crisis humanitaria que afecta a miles de ciudadanos y ciudadanas sirias, el gobierno de Chile ha iniciado la revisión de los antecedentes necesarios para acoger en el más breve plazo a familias sirias que buscan refugio", dijo la cancillería en un comunicado.

El gobierno informó además que organismos nacionales e internacionales trabajan para identificar aquellos servicios que el Estado de Chile deberá proveer a los futuros refugiados para otorgarles una apropiada acogida en el país.

En paralelo, la cancillería dijo que ha adoptado todas las medidas para facilitar y acelerar la tramitación de visas a los ciudadanos sirios que lo han solicitado.

VENEZUELA RECIBIRÍA A 20 MIL

CARACAS.- Por su parte, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro dijo que su país está dispuesto a recibir a 20 mil refugiados provenientes de Siria, en medio de la peor crisis inmigratoria desde la Segunda Guerra Mundial.

Miles de inmigrantes llegan diariamente a Europa provenientes de zonas de crisis en Oriente Medio, África y Asia, mientras los gobiernos europeos debaten cómo afrontar la situación.

"¿Cuántos árabes más tienen que morir para que despierte una gran conciencia humana de paz?", se preguntó Maduro en un consejo de ministros televisado.

Uruguay y Argentina son algunos de los países de América Latina que han abierto sus puertas a los ciudadanos sirios, que atraviesan una cruenta guerra civil entre fuerzas leales al presidente Bashar al-Assad y los rebeldes, entre ellos, el Estado Islámico (EI).

A pesar de la masiva llegada de inmigrantes a Europa, el número de personas que llega al viejo continente es bajo en comparación con los varios millones de refugiados en Líbano, Turquía y Jordania, países vecinos de Siria.