Mundo

Buffett junior, centrales hidroeléctricas y un plan para salvar gorilas

Este parque nacional de 7 mil 800 kilómetros cuadrados y el más antiguo de África, podría contar con centrales hidroeléctricas que además de mejorar la economía de sus comunidades, ayudarían a proteger a sus más notables habitantes: los gorilas de montaña.
Bloomberg
07 abril 2016 21:22 Última actualización 08 abril 2016 21:43
gorila

Virunga fue fundado en 1925 y es el hogar de algunos de los últimos 700 gorilas de montaña que quedan en el mundo. (Tomada https://www.facebook.com/virunga)

En las colinas cubiertas de bosques en el este de la República Democrática del Congo, un conservacionista belga apuesta a que una serie de centrales hidroeléctricas puede salvar el parque nacional más antiguo de África, proteger a los gorilas de montaña que viven allí y llevar el desarrollo económico y estabilidad a la violenta y empobrecida región.

En 2010, Emmanuel De Merode, director del Parque Nacional de Virunga, llevó a cabo un estudio que concluyó que el parque podría generar más de 100 megavatios de energía. Eso es 25 veces más energía de la que recibe actualmente la capital regional de Goma para sus 1.5 millones de habitantes, dice.

Desde entonces, las autoridades del parque han apoyado el desarrollo de una pequeña central de 0.4 megavatios en Mtwanga y una instalación de 19.7 millones de dólares y 14 megavatios en Matebe. La primera alimenta una fábrica de jabón que emplea a 400 personas. La última, financiada por el filántropo estadounidense Howard Buffett, hijo del inversor multimillonario Warren, pronto podría electrificar Goma.

1
 

 

virunga

“Virunga es uno de los parques que no pueden ser protegidos por los conservacionistas”, dijo De Merode en una entrevista desde su sede en marzo. “Para sobrevivir necesitamos un modelo económico que satisfaga las necesidades de la población”.

La reserva de 7 mil 800 kilómetros cuadrados, que fue objeto del documental Virunga, nominado al Oscar en 2014, fue fundada en 1925 y es el hogar de algunos de los últimos 700 gorilas de montaña que quedan en el mundo. Además, se encuentra en un rincón densamente poblado del vasto país de 75 millones de habitantes, donde las oportunidades económicas son escasas y cada centímetro de tierra fértil es codiciado.

El ejército del Congo ha estado luchando contra docenas de paramilitares locales y extranjeros que han operado en la región durante las últimas dos décadas.

INGRESOS
De Merode dice que su enfoque lo ha hecho impopular entre los otros conservacionistas, pero insiste en que la construcción de una economía local es la única manera de proteger en el largo plazo el sitio que la Unesco proclamó como patrimonio de la humanidad.

Reservar las 486 mil hectáreas de tierra fértil explotable del parque para su conservación cuesta a la población más de mil millones de pesos en ingresos agrícolas, según las estimaciones del equipo que administra el parque.

“El área que cubre Virunga tiene un inmenso valor para toda la humanidad, pero también tiene un costo y ese costo lo llevan a cuestas localmente algunas de las personas más pobres del planeta”, dijo De Merode. “Nuestro objetivo es crear una industria que dependa del parque y pueda compensar ese costo”.

Además de la energía hidroeléctrica y las agroindustrias asociadas, de Merode dijo que el turismo también puede impulsar el desarrollo. Los ingresos derivados del turismo alcanzaron los 1.7 millones de dólares el año pasado, frente a los 500 mil dólares de 2014, y se espera que aumente en al menos un 50 por ciento este año, dijo.