Mundo

Oficialismo aventaja en elección presidencial de Ecuador, pero le acecha una segunda vuelta

El candidato de la izquierda en el país, Lenin Moreno, registra hasta el momento más de 38% de los votos obtenidos durante la jornada electoral, aunque debe llegar al 40% para evitar balotaje.
AP
19 febrero 2017 17:7 Última actualización 20 febrero 2017 11:59
Lenin Moreno, candidato oficialista a la presidencia de Ecuador. (Reuters)

Lenin Moreno, candidato oficialista a la presidencia de Ecuador. (Reuters)

QUITO.- El candidato oficialista a la presidencia de Ecuador, Lenín Moreno, aventaja este lunes en la primera vuelta, mientras que sus opositores llamaron a vigilar la transparencia del proceso de conteo de votos para evitar un fraude.

Los ecuatorianos acudieron el domingo a las urnas para decidir entre la continuidad de un modelo socialista instaurado por el saliente mandatario Rafael Correa hace una década, o un cambio de timón que busque revitalizar la economía y acabar con la corrupción.

Moreno, un administrador de 63 años que se moviliza en silla de ruedas, obtenía un 39.12 por ciento de los votos válidos frente al 28.31 por ciento del exbanquero opositor Guillermo Lasso, con el 88.6 por ciento de las actas escrutadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Si ningún candidato obtiene la mayoría absoluta de los votos o, al menos, el 40 por ciento con una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre su más cercano rival, se celebrará una segunda vuelta el 2 de abril.

Moreno celebró la víspera el "triunfo" en primera vuelta, pero el lunes fue más cauto.

"Sigue creciendo la tendencia para la candidatura (suya) y sigue bajando (Lasso)", dijo en declaraciones a la televisión pública.

"Tenemos la previsión de que vamos a llegar al 40 (por ciento), pero si es que no llegamos, seguiremos dando lucha. Somos gente de lucha, de trabajo, así que no se preocupen ecuatorianos no permitiremos bajo ninguna circunstancia que otra vez un rico trate de ser presidente de la República", agregó.

A pesar de tener la mayoría de los votos, el resultado representa un duro revés para el partido de gobierno, Alianza País, que, con Correa a la cabeza, arrasó en la primera vuelta de las últimas elecciones presidenciales en el 2013, donde también participó Lasso, quedando segundo, pero muy rezagado.

En Ecuador y varios países de América Latina la izquierda retornó al poder hace poco más de 10 años pero, a pesar de avances sociales, ha ido perdiendo apoyo en países como Brasil, Argentina y Perú por escándalos de corrupción y mal manejo económico.

Los escándalos que salpican a funcionarios cercanos a Correa, en una trama de corrupción en la estatal Petroecuador y una red de sobornos de la brasileña Odebrecht, le restaron valiosos puntos a Moreno.


¿FRAUDE?


El lento avance en el conteo de los votos y los reñidos resultados de los comicios multiplicaban la incertidumbre de los ecuatorianos, mientras que el resto de los siete candidatos presidenciales -todos opositores- pidieron a sus simpatizantes "cuidar los votos".

"Estamos vigilantes del conteo de votos para evitar un fraude", dijo Lasso en una entrevista con un canal de televisión. "No vamos a permitir ninguna sapada, estamos controlando voto a voto y vamos a defender lo ganado".

En Guayaquil, la ciudad más grande del país, ocurrieron incidentes entre agrupaciones políticas durante el conteo de las actas, lo que frenó en la madrugada el escrutinio oficial, según funcionarios electorales. Un grupo de simpatizantes de Lasso permaneció hasta la madrugada en las inmediaciones del ente electoral para pedir transparencia en el escrutinio oficial.

Lasso, expresidente del Banco Guayaquil, celebró desde la noche del domingo su paso a un balotaje con Moreno y comenzó a llamar a los líderes de los partidos opositores para cerrar filas contra el oficialismo.

Las ofertas electorales de Lasso, de mayor empleo, más inversión extranjera y menos impuestos han calado entre los ecuatorianos descontentos por el estilo confrontacional de Correa y el incremento del desempleo y el costo de vida.

Moreno, exvicepresidente de Correa entre el 2007 y 2013, ha prometido continuar por la senda socialista, dando un mayor impulso a proyectos sociales y ayudando a sectores desposeídos, que le granjearon un vasto apoyo popular al saliente mandatario.

El escrutinio también avanzaba con lentitud para los 137 miembros del parlamento, pero según encuestas previas, ninguno de los partidos lograría la mayoría, lo que dificultaría el accionar del próximo presidente que gobernará hasta el 2021.

Todas las notas MUNDO
May gana un respiro por el Brexit pero enfrentará semanas difíciles
24 personas fueron afectadas por "ataques" recientes en Cuba: EU
Ataque con cuchillo en Polonia deja una mujer muerta
Ataques a mezquitas dejan al menos 50 muertos en Afganistán
Ni la guerra o desastres naturales son tan letales como...
Éxodo corporativo desde Cataluña asciende a casi 1,200 empresas
Trump promete aprobación de recortes impositivos
Asamblea de Venezuela declara elecciones como fraudulentas
Gobierno español planea convocar a elecciones en Cataluña en enero
Papa envía condolencias a Malta tras asesinato de periodista
Alphabet, Facebook y Uber ayudarán a que dreamers se queden en EU
Emperador Akihito de Japón dejaría el cargo en marzo de 2019
Merkel ve avance en las negociaciones del Brexit
CDMX es la sexta megaciudad más peligrosa para las mujeres en el mundo: Reuters
Malala y su look universitario, lo mejor de dos culturas
Vladimir Putin señala traición por parte de Estados Unidos
Miles de 'dreamers' no renovaron a tiempo para el DACA
Abogados de Facebook y Twitter testificarán ante Congreso de EU por caso ruso
40% de delitos a hispanos fueron cometidos por latinos en EU
Senadores votarán 'punto crucial' para aprobar reforma fiscal de Trump
Exfiscal general británico puede frustrar plan del Brexit de May
Trump no planea visitar daños por incendios forestales en California
Guardia revolucionaria iraní dice que acelerará su programa de misiles
Talibanes arremeten en base militar afgana; hay al menos a 43 muertos
May ofrece concesiones a ciudadanos de UE para desbloquear conversaciones del Brexit