Mundo

Bancos griegos, en funciones; aumenta el IVA

A partir de hoy podrán retirar de los cajeros en Grecia hasta 420 euros, durante tres semanas sólo podían retirar 60. En ventanilla podrán obtener hasta cinco mil euros. 
Agencias
19 julio 2015 23:34 Última actualización 20 julio 2015 5:0
En Grecia cada vez son menos los retiros de  dinero en efectivo. (Reuters)

Hoy se aumentará la cantidad de efectivo que puede retirarse de los cajeros en Grecia. (Reuters)

ATENAS.- Una semana después del acuerdo alcanzado entre Grecia y la Eurozona, los bancos del país balcánico abrirán hoy, aunque todavía con restricciones, y se estrenará el nuevo gobierno, luego de la rebelión contra el pacto de los parlamentarios de la Coalición de Izquierda Radical (Syriza) del premier Alexis Tsipras.

Se ampliarán los retiros de efectivo y se permitirán las compras con tarjetas de crédito; asimismo, aumentará el impuesto al valor agregado de 13 a 23 por ciento en productos como alimentos y bebidas procesados, así como en el consumo en restaurantes y bares. Desde hace tres semanas sólo podían retirarse en cajeros automáticos 60 euros por día y por persona, pero a partir de hoy en un sólo movimiento se podrá retirar 420 euros, o en varios hasta sumar esa cantidad en la semana.

En ventanilla se podrán realizar transferencias de hasta 5 mil euros por trimestre para los jóvenes que estudian en el extranjero, y quienes reciben tratamiento médico fuera del país podrán salir con 2 mil euros.

Grecia también reanudará el pago de su deuda y está previsto que reciba de la Eurozona un crédito puente de 7 mil millones de euros destinado a cubrir sus necesidades inmediatas y el pago de 3 mil 500 millones de euros en bonos al Banco Central Europeo.

La aprobación en el Parlamento del primer paquete de medidas fue valorada positivamente por Bruselas, pero a Tsipras le costó la reconfiguración de su gobierno, a cinco meses de asumir con una alianza formada por Syriza y Griegos Independientes.

Por su lado, en Le Journal du Dimanche, el presidente galo, François Hollande, propuso una mayor integración con el establecimiento de un gobierno para los 19 países del Eurogrupo, dotado de presupuesto y de un Parlamento para asegurar su control democrático, lo que sin embargo duplicaría al Legislativo que ya existe para los 28 miembros de la Unión Europea. Explicó que si bien se logró que el bloque de la moneda única reafirmara “su cohesión con Grecia” para un tercer plan de rescate de su economía y que haya prevalecido “el espíritu europeo”, los mecanismos institucionales no pueden seguir igual.

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, rechazó a su vez en la televisión germana una quita de “30 o 40 por ciento a la deuda griega”, aunque dijo que la medida podría considerarse una vez que avance el nuevo programa en Atenas.

Respecto a la postura de su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, para que Grecia salga de la zona euro por cinco años, añadió que “la idea ya no está en la mesa”.