Mundo

Autorizan a gobierno de Italia aumentar deuda para rescate bancario

Entidades bancarias como Monte dei Paschi se verían beneficiadas con el financiamiento adicional de 20 mil millones de euros, autorizado por el parlamento y primera prueba para Paolo Gentiloni como Primer Ministro.
Bloomberg
21 diciembre 2016 20:20 Última actualización 21 diciembre 2016 20:42
Entidades bancarias como Monte dei Paschi serían las primeras beneficiadas tras la autorización del parlamento. (Shutterstock)

Entidades bancarias como Monte dei Paschi serían las primeras beneficiadas tras la autorización del parlamento. (Shutterstock)

El gobierno italiano recibió el apoyo de ambas cámaras del parlamento para aumentar la deuda pública del país en hasta 20 mil millones de euros (21 mil millones de dólares) en momentos en que se prepara para el probable rescate de Banca Monte dei Paschi y otras entidades de préstamo en problemas.

Ambas cámaras del Parlamento votaron a favor de permitir al gobierno del primer ministro Paolo Gentiloni destinar financiamiento adicional el año próximo. Monte dei Paschi podría ser uno de los primeros beneficiarios de los fondos estatales adicionales, ya que sus esfuerzos para captar 5 mil millones de euros de administradoras de carteras e individuos no han prosperado.

Las dificultades de los bancos de Italia, que afectan a una economía ya de por sí debilitada, son la primera prueba para Gentiloni, ex ministro de Relaciones Exteriores de 62 años de edad, quien reemplazó a Matteo Renzi como primer ministro tras un referendo constitucional el 4 de diciembre.

“Si los europeos por alguna razón decidieran oponerse a la manera en la que Italia decida llevar a cabo el rescate bancario, si así lo requiere, acabaríamos con una moción de confianza en contra del gobierno, y entonces en esencia habría nuevas elecciones”, dijo Michael Metcalfe, director mundial de estrategia macro para State Street Global Markets, en una entrevista para Bloomberg.

Las acciones de Monte dei Paschi cayeron a un mínimo récord debido al temor de que no encontrara suficiente capital, hasta 17 por ciento a 15.47 euros, el nivel más bajo desde que comenzaron a cotizar en 1999, antes de ser suspendidas.

“Al definir los posibles criterios de intervención, el gobierno reafirma su compromiso con la máxima salvaguarda de los ahorradores minoristas, tomando en cuenta los márgenes” establecidos en las reglas europeas sobre la ayuda estatal y la directiva bancaria, dijo Padoan. El impacto en los ahorradores “será minimizado o incluso será inexistente”, agregó.
Otros bancos que podrían recibir ayuda son Veneto Banca SpA, Banca Popolare di Vicenza SpA y Banca Carige SpA, según una persona con conocimiento del asunto.