Mundo

Autoridades de Austria reportan 71 inmigrantes muertos en camión 

Entre las 71 víctimas había ocho mujeres y cuatro niños y fallecieron por asfixia; autoridades ya detuvieron a tres personas, dos son ciudadanos búlgaros, mientras que un tercero tenía documentación húngara.
Reuters
28 agosto 2015 7:5 Última actualización 28 agosto 2015 7:48
Austria

Las autoridades siguen recuperando los cuerpos de refugiados que encontraron en un camión en Austria. (Reuters)

VIENA.- Tres personas fueron detenidas en Hungría durante la noche en relación con la muerte de 71 inmigrantes encontrados en la caja de un camión frigorífico abandonado en una autopista de Austria, informó un funcionario de la policía del país.

Al parecer, los inmigrantes fallecieron por asfixia, señaló Hans Peter Doskozil, jefe de la Policía de la provincia oriental de Burgenland. Los investigadores hallaron un documento de viaje sirio, lo que indicaría que al menos uno de los muertos huía de la guerra en Siria, aunque no estuvo claro si alguno procedía de otro sirio. Entre las 71 víctimas había ocho mujeres y cuatro niños.

Esta es la última tragedia en un año en el que decenas de miles de personas ponen en peligro sus vidas para buscar mejores oportunidades o asilo en países europeos prósperos.

Al menos dos mil 500 personas fallecieron intentándolo, la mayoría de ellos en el mar. Autoridades libias recuperaban los cuerpos de los migrantes que murieron ahogados luego de que los dos barcos en que viajaban se hundieran ante la costa del país. La agencia de refugiados de Naciones Unidas dijo que hay 200 desaparecidos y se teme que hayan muerto.

Migrantes temerosos de realizar la travesía marítima en barcos frágiles y sobrecargados optan cada vez más por la ruta terrestre a través de los Balcanes. Comienzan en Grecia, a donde pueden llegar tras un corto viaje en barco desde la vecina Turquía. Pero el hallazgo de los cadáveres en el camión muestra que no hay una ruta 100 por ciento segura.

El camión frigorífico fue encontrado el jueves cuando estaba estacionado al borde de la autopista que conecta la capital austriaca, Viena, con la de Hungría, Budapest. En un primer momento se estimó que había entre 20 y 50 fallecidos. Los cuerpos estaban parcialmente descompuestos y la Policía tuvo que remolcar el vehículo a un almacén de refrigerados para que policías y expertos pudieran empezar a hacer un recuento y a intentar identificar a las víctimas. Las autopsias están en marcha.

Al menos dos de los detenidos eran ciudadanos búlgaros, mientras que un tercero tenía documentación húngara, dijo la policía.