Mundo

Ataques aéreos sacuden capital Yemen; rebeldes avanzan a sur

Las jornadas de bombardeos han creado un clima de ansiedad e incertidumbre en Saná. Las clases fueron canceladas, los residentes buscan refugio bajo techo y cuentos huyeron a pueblos cercanos más seguros.
AP
30 marzo 2015 6:43 Última actualización 30 marzo 2015 6:43
Etiquetas
Yemen

Las ataques aéreos de Arabia Saudi sacuden a Saná; docenas de familias estén huyendo de la ciudad. (Reuters)

SANÁ. Los rebeldes chiítas de Yemen junto con fuerzas de seguridad leales a un expresidente lanzaron una nueva ofensiva contra la ciudad sureña de Adén y se enfrentaron con milicias locales, mientras la fuerza aérea saudí seguía atacando sus posiciones, informaron funcionarios de seguridad.

Adén, el centro económico de esta nación pauperizada, fue declarada capital provisional por el presidente Abed Rabbo Mansour Hadi antes de huir del país la semana pasada. Los rebeldes hutíes ocuparon Saná, la capital, en septiembre y obligaron a Hadi a huir. Los hutíes son aliados del expresidente Alí Abdalá Salé, destituido durante la primavera árabe de 2011, y cuentan con el apoyo de sectores de las fuerzas armadas y de seguridad leales a Salé.

Según los funcionarios, la fuerza combinada de hutíes y leales a Salé se encuentra 30 kilómetros al este de Adén, cerca de la ciudad sureña de Zinjibar. Los rebeldes han atacado a los Comités Populares, milicias leales a Hadi, con salvas de artillería. No había de inmediato informes sobre bajas.

En tanto, una serie de ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudí sacudieron a Saná, durante la noche y a primera hora de la mañana de este lunes mientras docenas de familias huían de la ciudad en busca de un lugar seguro.

El lunes fue la quinta jornada de ataques aéreos contra los hutíes y sus aliados — principalmente fuerzas leales a Salé. Los bombardeos tienen como objetivo combatientes, aeronaves, sistemas de defensa antiaérea y plataformas de lanzamiento de misiles Scud que podrían amenazar a Arabia Saudí.

Las jornadas de bombardeos han creado un clima de ansiedad e incertidumbre en Saná. Las clases fueron canceladas, los residentes buscan refugio bajo techo y cuentos huyeron a pueblos cercanos más seguros.

Al mismo tiempo que se ejecutan los ataques, líderes árabes reunidos en Egipto en una cumbre de dos días de la Liga Árabe dieron a conocer sus planes para formar una fuerza de intervención militar conjunta árabe — estableciendo el escenario para un enfrentamiento potencialmente peligroso en la región entre países aliados de Estados Unidos y naciones bajo el influjo de Irán.