Mundo

Atacante en Niza tuvo ayuda de cómplices: fiscal de París

Mohamed Lahouaiej Bouhlel tuvo apoyo y cómplices, dijo Francois Molins en una conferencia de prensa; agregó que que había colocado a 5 personas -una pareja albanesa, un tunecino y dos hombres tunecinos-franceses- bajo investigación formal.
Reuters
21 julio 2016 12:58 Última actualización 21 julio 2016 12:58
Niza

Ofrendas en Niza, en la zona del atentado que dejó 84 muertos. (Reuters)

PARÍS.- El hombre tunecino que mató a 84 personas en Niza al embestir su enorme camión contra una multitud que celebraba el Día de la Bastilla había estado planeando el ataque durante meses con ayuda de al menos cinco cómplices, dijo el fiscal de París.

"La investigación en curso desde la noche del 14 de julio ha progresado y no sólo confirmó la naturaleza asesina premeditada del acto de Mohamed Lahouaiej Bouhlel sino que también estableció que tuvo apoyo y cómplices", dijo Francois Molins en una conferencia de prensa.

El fiscal aseguró que había colocado a cinco personas -una pareja albanesa, un tunecino y dos hombres tunecinos-franceses- bajo investigación formal después de ser puestos bajo custodia. Ninguno de ellos era conocido por los servicios de inteligencia.

Los registros del uso del teléfono de Bouhlel indicaron un gran número de intercambios, llamadas y mensajes de texto durante el último año con varios de los cómplices que están siendo investigados, afirmó.

Bouhlel recibió un texto de uno de los hombres unos días después de los ataques islámicos de enero de 2015 contra el periódico satírico Charlie Hebdo y una tienda judía que decía: "No soy Charlie (...) estoy contento, trajeron a los soldados de Alá para terminar el trabajo".

Un día después de que ese mensaje fue enviado, el 11 de enero, millones de franceses se reunieron en París y otras ciudades francesas bajo el eslogan "Je Suis Charlie" (Yo Soy Charlie) en solidaridad con las víctimas del diario.

El ataque del 14 de julio por parte del hombre tunecino en un momento de temporada alta turística en la Riviera sumió a Francia en nueva angustia y temor, ocho meses después de que hombres armados yihadistas mataron a 130 personas en París.

ISIS ha reivindicado los ataques en Niza, llamando a Bouhlel uno de sus soldados, pero las autoridades dicen que aún deben encontrar evidencia de que el hombre de 31 años, quien fue abatido a tiros por la policía, tenía conexiones reales con el grupo militante.