Arena, la próxima crisis que enfrentaría el mundo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Arena, la próxima crisis que enfrentaría el mundo

COMPARTIR

···
Mundo

Arena, la próxima crisis que enfrentaría el mundo

Parece un recurso infinito, pero no lo es y su extracción excesiva afecta a comunidades costeras, animales y personas de zonas marginadas, mientras la demanda crece en industrias como la construcción.

Redacción
14/10/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cuando las personas piensan en arena, en grandes extensiones de playa y desierto en diversas partes del mundo, puede imaginar que se trata de un recurso abundante e inagotable, pero no lo es.

La sobreexplotación de los suministros mundiales de arena está impactando negativamente al ambiente. La creciente demanda del recurso en la minería, está creando la fórmula perfecta para la escasez.

Declaraciones del Ministerio de Construcción de Vietnam, indican que en ese país la demanda interna de arena para la construcción excede las reservas totales que existen en dicha nación, por lo que ese desajuste, de continuar, haría que se quedaran sin arena para esa industria para el año 2020.

En un artículo publicado por el World Economic Forum, se explica que si bien los científicos se esfuerzan por cuantificar la manera en que los sistemas de infraestructura de carreteras y edificios afectan a los hábitats que los rodean, nunca han pensado en los impactos de la extracción de minerales para la construcción como la arena y la grava. Ellos consideran y recomiendan que es momento de desarrollar convenciones internacionales para regular la extracción, el uso y el comercio de arena.

,
1
 

 

Arena, la crisis que podría venir. (Bloomberg)
,


Actualmente la arena y la grava son los materiales más extraidos del mundo, por encima de los combustibles fósiles y la biomasa.

La arena es un ingrediente clave para el hormigón, las carreteras, el vidrio y la electrónica. Se extraen cantidades masivas de arena también para distintos proyectos en materia de recuperación de tierras y regeneración de playas, así como extracción de gas.

World Economic Forum indica que en 2010 fueron extraídas en el mundo 11 mil millones de toneladas de arena únicamente para construcción. Las tasas de extracción fueron más altas en Asia y el Pacífico, seguidas por Europa y Norteamérica. En EU, el uso de arena y grava de construcción alcanzó un valor de 8 mil 900 millones de dólares, en 2016.

Aunado a esto, y pese a que tradicionalmente ha sido un producto local, la escasez regional y la prohibición de la extracción en algunos países, la han convertido en un producto globalizado que ha aumentado su valor casi seis veces en 25 años, además de que existen grupos de delincuentes en India, Italia y otros lugares que hacen transacciones ilegales en suelo y arena.

,


Las consecuencias las pagan las regiones más pobres. La extracción masiva altera físicamente los ríos y los ecosistemas costeras, y aumenta los sedimentos en suspensión y provoca erosión. Las playas amortiguan a las comunidades costeras contra las mareas en aumento, por lo que la erosión las vuelve vulnerables a inundaciones y tormentas.
En cuestión de salud la afectación se deriva de que con la extracción se crean estanques permanentes de agua que pueden convertirse en criaderos de mosquitos portadores de diversos virus.

Las investigaciones del World Economic Forum demuestran también que las operaciones de minería de arena están afectando a las especies animales, incluídos peces y delfines. Por ejemplo, el gavial, una especie de cocodrilo en peligro de extinción que vive en ríos de Asia, se ve amenazado ya que la extracción de arena erosiona los bancos en donde estos animales beben.

La demanda de arena continuará a medida que las áreas urbanas continúen expandiéndose y los niveles de mar aumenten. Actualmente la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Convenio sobre la Diversidad Biológica, promueven la asignación responsable de los recursos naturales, pero no existen convenciones internacionales para regular la extracción, el uso y el comercio de la arena.

,,