Mundo

Apagón en Paraguay deja a 750 mil sin luz; posible atentado

Una torre de líneas de alta tensión fue derribada por un posible atentado; agentes antiterroristas encontraron en los alrededores de la torre, un panfleto del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo, grupo rebelde que opera en la zona desde 2008.
AP
31 agosto 2015 7:51 Última actualización 31 agosto 2015 7:51
Etiquetas
   [El apagón también afectó el desarrollo del partido entre los equipos de Paraguay y República Dominicana/Reuters]   

[El apagón también afectó el desarrollo del partido entre los equipos de Paraguay y República Dominicana/Reuters]

ASUNCIÓN. Unas 750 mil del norte de Paraguay se quedaron sin suministro de energía eléctrica la madrugada de este lunes y las autoridades comprobaron que una torre de líneas de alta tensión fue derribada por un posible atentado en una zona de influencia de la guerrilla.

El mayor Alfredo Ramírez, vocero de los agentes antiterroristas, dijo a The Associated Press que la torre de metal, supuestamente, sufrió un ataque con explosivos. "Personal explosivista realiza las investigaciones en el lugar del hecho, en las inmediaciones de la colonia menonita Manitoba", a unos 290 kilómetros al norte de Asunción, dijo.

"Los técnicos de la estatal Administración Nacional de Electricidad trabajan para la reconexión de la energía", agregó Ramírez.

El apagón afectó los norteños departamentos de San Pedro, Concepción, Amambay y Alto Paraguay.

Los agentes antiterroristas dijeron haber encontrado en los alrededores de la torre derribada un panfleto del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), un grupo rebelde que opera en la zona desde 2008, pero los expertos estaban trabajando para confirmar la autenticidad del papel.

Presuntamente la guerrilla de orientación izquierdista mantiene cautivos a un policía desde el 5 de julio de 2014 y a un agricultor menonita, de la colonia Manitoba, desde el 8 de agosto pasado. Los rebeldes pidieron —por última vez en octubre de 2014— que las autoridades liberen a seis de sus compañeros encarcelados a cambio de la libertad del policía. Por el menonita solicitaron medio millón de dólares como rescate, según confirmaron en conferencia de prensa los familiares del secuestrado, pero aclararon que no tenían esa suma.

Desde 2008 la guerrilla ha atacado haciendas, puestos policiales y militares. Desde entonces han matado a tres militares, 13 policías y 22 civiles. Sufrieron 11 bajas.

El analista político Alfredo Boccia dijo a The Associated Press que el grupo "no tiene ninguna posibilidad de llegar al poder a través de las armas, pero sí puede, como lo demuestran los hechos, realizar perjuicios materiales y pérdidas de vidas humanas en una zona sin protección del Estado".