Mundo

Ante críticas, el Papa defiende al nuevo director de finanzas del Vaticano

El encargado de la economía de la Santa Sede ha ocupado tan sólo un mes su puesto, sin embargo ya ha logrado irritar a algunas personas que llevan años dentro de la burocracia del Vaticano por su estilo agresivo y hermético.
Agencias
02 mayo 2014 17:42 Última actualización 02 mayo 2014 17:42
Papa Francisco en audiencia en San Valentín

El Papa Francisco celebró una audiencia en San Valentín con parejas comprometidas. (Reuters)

ROMA. Ante las críticas de algunos burócratas del Vaticano hacia el nuevo director de economía, el Papa Francisco lo respaldó públicamente el viernes describiéndolo como un sujeto valiente y tenaz.

El Papa realizó las declaraciones en un discurso a miembros de un nuevo organismo llamado el Consejo para la Economía, un grupo de 15 prelados y personas laicas de todo el mundo que fijará la política económica para la Santa Sede y controlará las finanzas.

El pontífice reconoció la "tenacidad" del cardenal australiano George Pell al llamarlo el "jugador de rugby" que reside en el Vaticano.

El encargado de la economía de la Santa Sede ha ocupado tan sólo un mes su puesto, sin embargo ya ha logrado irritar a algunas personas que llevan años dentro de la burocracia del Vaticano por su estilo agresivo y hermético.

​UNA NUEVA MENTALIDAD


En el mismo evento, la máxima figura de la Iglesia católica llamó a los integrantes de dicho Consejo a realizar un “cambio de mentalidad” y a garantizar que las finanzas del Vaticano sean eficientes transparentes y fundamentalmente destinadas a ayudar a los más necesitados.

"Una nueva mentalidad de servicio evangélico debe establecerse en las varias administraciones de la Santa Sede", dijo el Papa. "El Consejo para la Economía tendrá un rol significativo en este proceso de reforma", agregó.

Los miembros del consejo que provienen de 12 países aportarán una guía económica a un nuevo departamento llamado Secretaría para la Economía, encabezado por el cardenal australiano George Pell.

La creación en febrero de ambos organismos, así como el cargo de auditor general, revolucionó las finanzas del Vaticano, plagadas de escándalos, al invitar a expertos externos a un mundo con frecuencia visto como turbio y hermético.

Francisco, elegido en marzo del 2013, dijo a los miembros del consejo que las finanzas de la Iglesia debían estar al servicio de su "misión de evangelización con particular atención en los necesitados".

"No debemos alejarnos de este camino. Todo, transparencia, eficiencia, todo por esta finalidad", afirmó.

En otra señal de que quiere deshacerse de la centralización en la Iglesia a la que se responsabiliza de algunos de los escándalos pasados, Francisco dijo que los cardenales y obispos en el organismo no tendrán privilegios.

Con información de Reuters y AP.