Mundo

Trece muertos y 20 heridos deja tiroteo en universidad de Oregon 

Según fuentes policiales, el tiroteo ocurrió en el campus de la Universidad de Umpqua en Roseburg, Oregon. La fiscal general del estado dijo que el agresor fue abatido.
Reuters
01 octubre 2015 14:17 Última actualización 01 octubre 2015 19:10
Etiquetas
De acuerdo a los primeros reportes, el tiroteo ocurrió en un estacionamiento afuera del restaurante. (AP)

De acuerdo a los primeros reportes, el tiroteo ocurrió en un estacionamiento afuera del restaurante. (AP)

Un hombre abrió fuego el jueves en una universidad de Oregon matando a 13 personas e hiriendo a otras 20, en el episodio más reciente de asesinatos masivos en centros educativos de Estados Unidos, dijeron funcionarios y medios locales.

Los reportes sobre el número de muertos y heridos en la universidad de Umpqua eran confusos. La fiscal general del estado dijo a la filial local de NBC que 13 personas fallecieron, 20 resultaron heridas y que el sospechoso fue abatido.

El sospechoso no fue identificado, pero CNN informó que era un hombre de casi 30 años. 



El comisionado del condado de Douglas, Chris Boice, dijo que el tiroteo dejó unas 30 víctimas, pero no podía determinar de inmediato cuántas de ellas habían muerto y cuántas estaban heridas.

CNN dijo que uno de los heridos era una mujer que fue baleada en el pecho. El diario The Oregonian reportó que al menos seis pacientes resultaron gravemente heridos, citando a un funcionario de Life Flight.

La oficina del comisario del condado dijo en Facebook que oficiales habían respondido al tiroteo tras llamadas al 911 recibidas casi a las 11 de la mañana.

El Centro Médico Mercy en Roseburg dijo en Facebook que el hospital recibió nueve pacientes y que esperaba tres más.

Medios locales informaron que la policía inspeccionaba el campus, al que asisten 13 mil estudiantes. Las clases habían comenzado el lunes.

Roseburg es una ciudad de unos 20 mil habitantes a unos 418 kilómetros al sur de Portland, la ciudad más poblada de Oregon.

Este es el episodio más reciente de violencia masiva por armas en Estados Unidos, luego de la masacre de nueve personas en una iglesia de Carolina del Sur meses atrás y el asesinato de cinco soldados en Chattanooga, Tennessee.