Mundo

Apuntan a acuerdo en TLCAN este año

En una llamada telefónica, Donald Trump y Justin Trudeau acordaron terminar, junto con México, el proceso de modernización del TLCAN a finales de este año, informó la Casa Blanca.
Valente Villamil
31 agosto 2017 14:53 Última actualización 01 septiembre 2017 5:5
TLCAN. (www.emaze.com)

TLCAN. (www.emaze.com)

Luego de varias amenazas de terminar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ayer, un día antes de arrancar la segunda ronda de renegociaciones, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, matizó su discurso sobre el futuro del tratado. Así llegan a la mesa los equipos de México, Canadá y EU.

El ambiente no es el mismo que al inicio del proceso; tras el discurso agresivo del mandatario estadounidense, el canciller de México, Luis Videgaray, afirmó que si el resultado de las negociaciones no es benéfico para el país, no continuaría. Por su parte, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, aseguró que el equipo de negociación no va a estar en la mesa a “a cualquier precio”.

Ambos secretarios hicieron un viaje esta semana a Washington para conversar con sus contrapartes estadounidenses. Por otro lado, Trump sostuvo una llamada con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

En la plática, Trump agradeció a Trudeau por ofrecer ayuda para la recuperación de Texas, tras el paso de Harvey.

Kenneth Smith, jefe de las negociaciones en México, afirmó en entrevista radiofónica que el ánimo del equipo técnico no ha cambiado. “Sabíamos que iba a ser una negociación complicada. No hay cambio en el ánimo, no nos afecta la retórica política. Seguimos con los objetivos técnicos”.

IP espera resultados positivos 

En este sentido, Moisés Kalach, coordinador del consejo consultivo estratégico de negociaciones del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), coincidió en que pese a la retórica agresiva, esperan resultados positivos del proceso.

“No estamos decaídos, estamos ocupados, separando la retórica de la parte técnica y asegurándonos que todo el equipo técnico está en la mesa, pensando en propuestas, listo para que les hagan consultas y apoyando”, mencionó.

Ante la sacudida que puede significar el discurso de Trump, el empresariado mexicano se dice firme y positivo para esta segunda ronda de negociaciones, de acuerdo con el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega.

“Queremos sumar y fortalecer, no queremos dar ni un paso atrás. El ambiente es bueno y estamos echados para adelante, considerando todas las opciones”, dijo de la Vega, quien descartó que las declaraciones de Trump hagan mella en el sector.

Diferentes escenarios

En Estados Unidos impera la confianza de que la retórica de la Casa Blanca no permeará en su equipo negociador, aseguró Christopher Sands, de la Universidad John Hopkins.

“Son dos arenas muy diferentes. La primera es el teatro público con Trump y sus amenazas de salirse, pero si analizas a los negociadores en (la ronda de) Washington, incluso cuando se pusieron temas delicados en la mesa, nadie se levantó de la mesa”, sostuvo.

Para John Oesch, experto en comercio de la Universidad de Toronto, si el discurso de Trump es una estrategia de negociación, los más afectados son sus negociadores, no México ni Canadá.

“Si yo estuviera en ese equipo me sería muy difícil predecir cómo reaccionaría Trump cuando ceda en algo, podría decir ‘eso está bien’ o explotar en Twitter y decir que no soy patriota y despedirme”, dijo.

Y por la naturaleza de la relación comercial, que se diseña a largo plazo, criticar airadamente el tratado y a sus signantes tampoco beneficia al bloque.

“No sé si sea una estrategia, no estoy seguro de que Trump piense tan a largo plazo, pero si lo es, es una muy mala, porque se basa en amenazas y en el uso de poder y eso es muy tóxico para las relaciones de largo plazo y las relaciones comerciales son a largo plazo”, añadió Oesch.

Gustavo Uruchurtu, experto en comercio exterior y quien participó en la negociación del tratado en los 90, dijo a El Financiero Bloomberg que probablemente será hasta la tercera ronda cuando se empiecen a ver las primeras versiones del texto.

Por ello, en esta ronda, los negociadores se dedicarán a destrabar la mayor parte de los temas posibles para que en la siguiente reunión de Canadá pueda empezar a verse el ‘encorchetamiento’ de los textos, técnica que utilizan los negociadores para marcar los puntos en los que aún tienen dudas o diferencias, si es que se logra avanzar en las mesas con mayor progreso.

p4_eco_1sep_web_01