Monterrey

Vuelve desabasto de gasolina a Chihuahua; secuestran pipas

Esta es la segunda crisis de combustible que se registra en la capital del Estado.
ALEJANDRO SALMÓN
Corresponsal
22 junio 2016 9:47 Última actualización 22 junio 2016 9:52
PEMEX

CONFLICTO. Por lo menos en cuatro puntos de la ciudad ocurrieron las tomas de pipas.

CHIHUAHUA, Chih.- La ciudad de Chihuahua volvió a entrar en una crisis social a causa de la falta de gasolina en las estaciones de servicio, lo cual ha generado conato de pleitos y hasta secuestro de pipas de combustibles.

Se trata de la segunda crisis de combustibles que se presenta en la ciudad en lo que va de junio. La anterior ocurrió en la primera semana, cuando la mayoría de las gasolineras debieron cerrar, pues no tenían producto qué vender a los automovilistas que buscaban dónde cargar combustible.

La escasez de gasolina motivó que automovilistas que llevaban horas formados para cargar gasolina “secuestraran” pipas repartidoras que iban a las estaciones de servicio a entregar el energético.

Por lo menos en cuatro puntos de la ciudad ocurrieron las tomas de pipas, lo cual generó que Petróleos Mexicanos suspendiera el reparto del combustible y con ello se agravara el desabasto.

Mauricio Fitzmaurice, consejero de la Organización Nacional de Expendedores de Gasolina, informó que la planta local de Pemex tiene gasolina suficiente, pero ha dejado de abastecer porque no hay garantías de seguridad ante los secuestros de sus pipas.

Dijo además que ya se ha pedido a la autoridad que escolte a esos vehículos repartidores, porque de lo contrario, se agravará aún más la problemática.

Además del secuestro de pipas, la falta de gasolina ocasionó un nuevo caos vial y urbano en las ciudades del Estado, particularmente en la capital.

En otros puntos de la ciudad se registraron riñas en las que la policía tuvo que intervenir, y decenas de conductores prefirieron acudir a pie a surtirse de gasolina, ya que algunos aseguraron que sus vehículos se quedaron varados mientras conducían en busca de una gasolinera en donde cargar combustible.

Y mientras la ciudad cambiaba su rutina por la falta de combustible, las calles congestionadas y el transporte público casi varado, el Gobernador del Estado, César Duarte Jáquez, aseguró que no había desabasto de gasolina.

“No hay desabasto de gasolina, es un problema interno de una empresa gasolinera que tiene varias estaciones de servicio, pero desabasto no hay de ninguna manera en este momento”, expresó el mandatario.

Las largas filas de autos formadas frente a las pocas gasolineras que tenían existencia de combustible prácticamente detuvieron el tráfico en algunas de las avenidas más transitadas.

En otras estaciones hubo conatos de pleitos entre automovilistas que esperaban cargar su tanque y consumidores que llegaban para comprar gasolina en tambo o galón, o incluso en botellas de agua con capacidad para apenas un litro.

Desde ayer por la noche autos de todos los modelos y tamaños, así como algunas motocicletas, permanecían formados frente a las bombas dispensadoras de combustible.

En tanto se normaliza el desabasto, se limitó la venta a no más de 200 pesos por vehículo, según comentaron despachadores de estaciones que permanecieron abiertas.

La larga fila también se formó frente a las bombas de diésel, lo cual afectó a todo el sistema de transporte público, ya que varias unidades no salieron a trabajar por falta de combustible.

Además de la declaración del Gobernador de que no había desabasto, ninguna autoridad ha dado una versión oficial sobre el tema.
Extraoficialmente, expendedores que pidieron no ser citados informaron que será hasta el próximo fin de semana cuando lleguen pipas con cientos de miles de litros de combustible.