Monterrey

Monterrey VI traerá sequía a la zona de Pánuco

La construcción del acueducto Monterrey VI tendrá efectos adversos contra la ecología y la economía de Pánuco, Veracruz, generando sequías durante una gran parte del año, señalaron investigadores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.
Teresa Macías
23 marzo 2015 21:8 Última actualización 24 marzo 2015 11:53
Acueducto Monterrey VI. (Cuartoscuro)

Acueducto Monterrey VI. (Cuartoscuro)

TAMPICO.-  El acueducto Monterrey VI, que llevará el agua de la cuenca del Río Pánuco hasta la ciudad de Monterrey, traerá consecuencias ecológicas y económicas para la zona de Pánuco, Veracruz, aseguró Gerardo Sánchez Torres Esqueda, investigador de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).

Durante su participación en el Foro por el Día Mundial del Agua, que organizó la UAT, señaló que, “si hablamos en volumen anual, si hay agua suficiente, el problema es que el líquido se distribuye en forma desigual, y a lo largo del año tenemos un periodo de secas y uno de lluvia y al no haber una infraestructura que almacene el agua, al momento en que se extraiga del río Pánuco se va agravar aún más”.

Además, también afecta en el aprovechamiento del agua, ya que sacar líquido salado, que se podría usar para regar, eventualmente se va a salinizar el suelo y así ya no será productivo y no se podrá sembrar, detalló el también Doctor en Recursos Hidráulicos por la Universidad de Texas.

Además, dijo que todas las proyecciones del cambio climático indican que la temperatura va aumentar y se podría tener un incremento de la temperatura de 1.5 grados de aquí al 2050, señaló.


IMPACTOS Y SOBRECOSTO DE LA OBRA

Comentó que en 2012, el organismo de Servicios Agua y Drenaje de Monterrey (SADM) acudió a Tampico para presentar su proyecto a la facultad de Ingeniería para dar su versión del mismo y como dejaron una copia del documento, los especialistas de la universidad se percataron de las irregularidades.

“Nos dimos cuenta que en todos lados se puede hacer trampa, uno puede arreglar los cálculos y maquillar los números de tal manera que se justifique lo injustificable, indicó.

“Creemos que manejaron las cifras en forma mañosa, porque decían que en este tramo del río escurre anualmente 8 mil 500 millones de metros cúbicos, y nosotros solo nos vamos a llevar 450, les quedan miles, pero si analizamos la distribución mensual y se toma en cuenta la extracción de agua nos damos cuenta que no hay agua en la época de secas”, destacó Sánchez Torres.

Comentó que en Pánuco, los productores cañeros estarían usando aproximadamente 3 mil 500 millones de metros cúbicos al año en esa región, y además el río tiene que mantener un caudal ecológico y esa es agua que hay que dejarla escurrir para que el ecosistema siga vivo.

Sobre los cambios en el costo del Monterrey VI, Sánchez mencionó que “primero manejaron 12 mil 500 millones de pesos y que ya tenían el plan de financiamiento, pero el costo del proyecto se ha elevado a más de 45 mil millones de pesos.

“Creo que si Monterrey se pusiera a trabajar en almacenar toda el agua de lluvia que reciben en la zona metropolitana, si la controlarán y la almacenarán tal vez tendrían una cantidad de agua importante que podrían aprovechar sin tener que construir un acueducto”, explicó.

Agregó que “si después de hacer todo eso les falta agua, ya se vería qué se puede hacer, pero primero se necesita construir la infraestructura que no se hizo todos esos años en la Cuenca Media del Río Pánuco.

“El problema es que no hablan con la verdad, porque han pasado cosas raras, primero les autorizaron esta asignación de agua que no fue una concesión, por la que pagarán centavos, en lugar de pesos, por cada metro cúbico de agua”, explicó.

Añadió que les aprobaron el acueducto sin tener un proyecto ejecutivo terminado y sin tener su manifiesto de impacto ambiental, lo cual considera que es ilegal, porque no puede un usuario solicitar una aprobación sin presentar su manifiesto de impacto ambiental y una vez que los presentaron revisaron el dictamen de Conagua donde hay irregularidades.