Monterrey

Tribunal crea jurisprudencia para reglamento

Se otorga la suspensión definitiva en contra de los reglamentos de tránsito homologados del área metropolitana a los transportistas.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
31 marzo 2017 11:15 Última actualización 31 marzo 2017 13:0
trailer

(Archivo)

El Segundo Tribunal Colegiado en materia Administrativa del Cuarto Circuito de Nuevo León, creó jurisprudencia obligatoria al otorgar la suspensión definitiva en contra de los reglamentos de tránsito homologados del área metropolitana para el transporte de carga pesada.

De acuerdo con el despacho Coel Abogados en Monterrey señala que el Tribunal Colegiado mostró como argumentación el hecho de que los transportistas cuentan con permisos federales y estatales anteriores a la expedición del reglamento, que les permiten la circulación en las vías de jurisdicción general, ello de conformidad a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal y la Ley de Transporte para la Movilidad Sustentable en Nuevo León.

El Tribunal, señala la firma de abogados, consideró que los reglamentos son susceptibles de ser suspendidos para las empresas amparadas en virtud del principio constitucional de confianza legítima, es decir que, “si las autoridades municipales habían tolerado o mantenido un silencio durante el tiempo que no ejerció la potestad de regular al transporte de carga pesada de la que ahora hace uso, hoy existe la confianza legítima de paralizar la aplicación de los reglamentos”.

Luis Sánchez Lara, abogado del despacho explicó que la “jurisprudencia le va a favorecer hasta en tanto no se resuelva la situación provisional o definitiva. El que estés amparado pero el que no tengas la suspensión no te beneficia para que no te puedan detener la unidad o detener en los horarios prohibidos”.

El litigante mencionó que se han solicitado más de mil amparos a un igual número de personas físicas o morales.

Sobre los impactos que ha tenido la homologación del reglamento de tránsito al transporte de carga es que “los transportistas tienen que aumentar el costo del permiso por transitar a la empresa destinataria del servicio o tienen que frenar su operación en las horas restringidas.

“Además de que si algún transportista es detenido y está amparado y con la suspensión, y como el agente no puede hacer nada contra eso aprovechan para hacer cualquier tipo de infracciones como por tener vidrios polarizados, luz trasera fundida, entre otras cosas”.

El despacho de abogados argumentó que para efectos de la sentencia definitiva del amparo, que la autoridad municipal no tiene la competencia de regular el transporte de carga, pues “esa es facultad estatal y federal, y el municipio solo debe circunscribir a regular la vialidad y tránsito, tal y como lo dispone el artículo 115 de la Constitución”.

Sánchez Lara explicó que aún está la instancia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), sin embargo existen criterios donde ésta favorece a los transportistas, “hay casos similares en Querétaro y Puebla donde los municipios quisieron cobrar permisos a los transportistas de carga pesado y al final del día la Corte define que quien tiene la autoridad para regularlos es la federación”.