Monterrey

Tiene NL potencial en cadena de valor energética: FlatStone

Una de las características de los empresarios regiomontanos es que son muy trabajadores y ‘entrones’, sin embargo este último factor, aunado en algunos casos, de egolatría ha ocasionado que grandes empresas hayan tenido pérdidas millonarias al incursionar en negocios que no dominan.
Sonia Coronado
02 agosto 2016 9:27 Última actualización 02 agosto 2016 13:32
FlatStone

FlatStone

Nuevo León tiene un gran potencial para destacar en la cadena de valor del sector energético, además de que posee reservas de gas natural, insumo que se convertirá en la joya de la corona de la industria, dijo Eduardo Rodríguez, socio fundador de FlatStone-Energy y especialista en el sector energético.

“Nuevo León tiene el mayor potencial en el tema del gas natural por su situación geográfica, su gran tradición empresarial, por el gran capital humano y económico que existe; sólo hay que saber qué ‘esquina’ escoger, se trata de enfocarse en lo que cada uno es bueno y mejorarlo para no dar luego lástimas”, indicó.

El consultor de riesgos señaló que pese a que aún falta infraestructura para su transportación, el gas natural será el energético para que la industria, principalmente, transite a una energía más limpia.

“El gas natural está tipificado como energía limpia y es el puente de transición del hidrocarburo a la energía renovable. Por el histórico que existe en los embalses en las diferentes presas y con el calentamiento global, mucha de la energía hidroeléctrica se está acabando y la población sigue creciendo, así como el consumo de electrónico y la demanda de electricidad; la única manera más eficiente de crear energía es a través de plantas de ciclo combinado”, dijo.

FlatStone Gestión y Consultoría de Activos es la unidad de consultoría de Energy Partners Ltd como un asesor de fondos de capital privado especializado en sector energético e infraestructura en la región de América Latina.

El especialista destacó que una de las características de los empresarios regiomontanos es que son muy trabajadores y ‘entrones’, sin embargo este último factor, aunado en algunos casos, de egolatría ha ocasionado que grandes empresas hayan tenido pérdidas millonarias al incursionar en negocios que no dominan.

Aunque no mencionó directamente a Alfa, señaló que una empresa con operaciones en Monterrey que quiso comprar a una petrolera colombiana, pudo haber evitado la pérdida de millones de dólares, pues aunque se veía un panorama gris en el tema del crudo, fue la cerrazón de los directivos por demostrar poderío al adquirir grandes activos sin medir los riesgos, que los llevó al fracaso.

“El problema (del precio del petróleo) se veía venir. Alguna gente que tiene dinero siente que porque tuvieron buena fortuna ya pueden hacer cualquier negocio; el tema del petróleo es complejo y técnico, si no tienes gente de primera, si no sabes cómo te metes, ahí están los resultados. Hay que ser muy selectivos en los proyectos”.

Añadió que el problema es que la idiosincrasia del empresario mexicano es que “quiere agarrar todo y no agarra calidad. Pero si quieres ser el dueño de toda la res, pues te van a tocar partes malas como el pellejo o hueso”, mencionó.

Rodríguez dijo que si bien esta compañía ha sido exitosa en otros negocios “la combinación de una extremada complejidad técnica y operativa del sector petrolero combinado con claras limitantes del modelo de gestión en Pemex y su falta total de experiencia de sus gerentes en el sector de exploración y producción los ha hecho pagar muy caro a las empresas las decisiones tomadas”.