Monterrey

Subirá precio de la gasolina en México hasta 7% por Harvey

José Ángel García Elizondo, expresidente de la Organización Nacional de Expendedores, detalló que en Tamaulipas este incremento significará un alza de al menos 75 centavos por litro, es decir, que si se vende actualmente el litro de Magna en 15.15 pesos, el precio estará rozando los 16 pesos.
Teresa Macías
Corresponsal
30 agosto 2017 22:47 Última actualización 30 agosto 2017 22:47
gasolina

gasolina (Shutterstock)

TAMPICO, Tamps.- Los estragos del huracán Harvey provocaron el cierre de refinerías en Texas, principal proveedor de combustibles del país, que importa ya el 67 por ciento de las gasolinas que se consumen, lo que repercutirá en un alza de hasta siete por ciento en el precio de este combustible en México.

“Esta situación traerá un incremento del tres al siete por ciento en el costo de gasolinas”, advirtió José Ángel García Elizondo, expresidente de la Organización Nacional de Expendedores.

"Por el huracán Harvey cerraron las refinerías de Houston, Corpus Christi y e incluso la que está en Port Artur, la refinería Motiva, estaba planteando también ya hacer un cierre parcial porque estaba entrando agua a su sistema, lo que va representará un incremento en los precios de 3 a 7 por ciento", dijo García Elizondo.

Detalló que en Tamaulipas este incremento significará un alza de al menos 75 centavos por litro, es decir, que si se vende actualmente el litro de Magna en 15.15 pesos, el precio estará rozando los 16 pesos, y así será en todo el país, porque no sólo se suministra de Texas a Tamaulipas.

Sin embargo, el empresario advirtió que descartan un desabasto de combustibles, ya que se pueden importar de otros países.

"No creo que pueda repercutir en una crisis de suministro, porque existen diferentes fuentes de abastecimiento, gran parte del producto que se consume en el país viene de Estados Unidos, particularmente de Texas, el 67 por ciento del combustible que se comercializa en México es importado y de esa cifra el 90 por ciento del combustible proviene de refinerías de Texas, esto de alguna manera obliga a que logísticamente se tengan que contemplar otros canales de suministro para no suspender el abasto en la zona y en el país", indicó.

Por lo anterior, el producto tendrá que venir de Europa o el Medio Oriente mientras se restablece la refinación en Texas.

"No quiere decir que habrá graves problemas de desabasto porque Estados Unidos tiene inventario de emergencia, sin embargo se usa primero para el propio país y luego para seguir abasteciendo a su exportación, sobre todo América Latina", comentó.

Mencionó que en el sur de Tamaulipas se cuenta con un puerto y una terminal de Pemex por la que puede seguir llegando producto de otros países para evitar el desabasto.

Reconoció que en las próximas semanas se podrá ver ya el alza en el abastecimiento del combustible, y que será cuestión de semanas en que se restablezca la operación en Refinerías de Texas.

"Esperemos que en las próximas semanas no tengamos mal clima que obligue al cierre de puertos y se impida la entrada de los barcos, por lo que prevemos que el clima ayude para abastecer a la terminal marítima", indicó.

Sobre el mantenimiento de la Refinería Madero, dijo que tendrá influencia en el alza, ya que parte del consumo nacional se basaba en la producción en estas instalaciones que estarán paradas de septiembre a diciembre, por lo que se dependerá de importaciones, ya que difícilmente se abastecerá de lo que produzcan las otras cinco refinerías.

"Lo que veremos serán costos logísticos más altos porque ya no viene la gasolina de Texas, sino de países europeos o el Medio Oriente", concluyó.