Monterrey

Sólido crecimiento del empleo en el primer semestre del año

OPINIÓN. En la zona noreste del país, Nuevo León superó la media de crecimiento de empleos anual, 4.6 por ciento anual, mientras que Coahuila y Tamaulipas se ubicaron debajo de esa franja al reportar incrementos promedios de 3.3 y 3.9 por ciento, respectivamente.
VISIÓN ECONÓMICA
Jesús Garza
jgarzagg@gmail.com
17 agosto 2017 10:9 Última actualización 17 agosto 2017 10:9
Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) publicó esta semana las cifras de empleo formal al mes de julio. Durante los primeros siete meses del año se han generado 556 mil empleos formales, la cantidad más alta desde el año 2000, lo que representa un crecimiento promedio de 4.3 por ciento anual. Por sectores, destaca el crecimiento de 32 por ciento en el empleo industrial, del sector servicios en 2.2 por ciento, mientras que los empleos del sector agropecuario presentan una disminución de 65 mil plazas.

Dentro del sector industrial cabe resaltar la creación de empleos manufactureros, que han crecido 33.6 por ciento de enero a julio. Ello como resultado del repunte del sector manufacturero nacional este año.

Esta industria mexicana se ha beneficiado de un mayor dinamismo de la actividad industrial estadounidense, debido a la depreciación del dólar, y a un mejor crecimiento de lo esperado de la economía mundial. La gran mayoría de las exportaciones manufactureras nacionales están muy ligadas con la producción industrial de ese país. Los empleos del sector de la construcción también se han incrementado este año, reportando un aumento de 21 por ciento anual durante los primeros 7 meses del año.

Asimismo, es interesante observar el sólido incremento en los empleos del sector minero, que incluye el petrolero, en 2,053 por ciento anual. Ello es consecuencia de las inversiones privadas a raíz de la implementación de la reforma energética ya que la inversión de Pemex en el sector sigue cayendo.

Por el lado de los servicios, destaca el aumento en los empleos del subsector de comunicaciones y transportes, en 33.1 por ciento. Sin embargo, tanto los subsectores de comercio (-35 por ciento) como de servicios para empresas y personas (-7.8 por ciento) muestran una desaceleración importante. Lo anterior podría sugerir una desaceleración del consumo privado hacia adelante, debido principalmente, por el aumento generalizado de los precios al consumidor (6.4 por ciento) y al alza de las tasas de interés, que están encareciendo los créditos al consumo (7 por ciento).

En la zona noreste del país, Nuevo León superó la media de crecimiento de empleos anual, 4.6 por ciento anual, mientras que Coahuila y Tamaulipas se ubicaron debajo de esa franja al reportar incrementos promedios de 3.3 y 3.9 por ciento, respectivamente. La mayor parte de los empleos generados en estos tres estados están relacionados con la actividad industrial, particularmente el sector manufacturero.

Hacia adelante esperamos cierta desaceleración en el ritmo de crecimiento del empleo formal, si bien, se espera continúen las creaciones de plazas a lo largo del año.

El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.