Monterrey

SEyT pide aplicar políticas anticíclicas

La SEyT refiere que de acuerdo a la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera, la desaceleración en el sector manufacturero en Nuevo León ha venido a la baja, afectando al crecimiento de la economía estatal y aunado a la alza de precios en electricidad y combustibles que son insumos esenciales para el sector.
Sonia Coronado
08 agosto 2016 10:30 Última actualización 08 agosto 2016 10:30
Safran-Queretaro

Safran

La Secretaría de Economía y Trabajo (SEyT) de Nuevo León pidió al Gobierno Federal aplicar políticas anticíclicas para estimular el sector productivo y el ingreso de las familias, ya que de no hacerlo así la desaceleración económica del país y el Estado se acentuaría.

“La SEyT de Nuevo León considera que se deben aplicar políticas anticíclicas que permitan estimular al sector productivo y los ingresos de las familias”, indicó la dependencia.

Señaló que para hacer frente a la desaceleración del crecimiento, se debe de dar prioridad a un ajuste al gasto corriente y revisar las políticas en el tema de precios energéticos.

“El incremento en los precios de los energéticos (electricidad y gasolinas), el aumento en las tasas de interés y una política fiscal recaudatoria para cubrir el gasto corriente del Gobierno Federal, lejos de contrarrestar la desaceleración, podrían acentuarla, generando así una mayor contracción”, señala.

Agrega que “esta situación ya se presentó en 2009, cuando ante un escenario de desaceleración se aplicaron políticas pro cíclicas y se aceleró la caída, poniendo a México como la economía con la mayor contracción de su PIB en dicho año”.

Roy Luka Lavcevic de la Torre, secretario Técnico de la SEyT, dijo que dicha desaceleración provocó que la economía de Nuevo León tuviera un crecimiento de 5.3 por ciento anual en el primer trimestre del año, cifra menor la reportada por el Indicador Trimestral de Actividad Económica Estatal (ITAEE) en el periodo de octubre a diciembre del año pasado.

“La economía de Nuevo León creció 5.3 por ciento anual al primer trimestre del 2016, posicionándose en el tercer lugar en la tasa de crecimiento entre entidades (…) la cifra es ligeramente menor en comparación al trimestre anterior que fue de 5.9 por ciento.
“Dicho descenso está directamente relacionado a la desaceleración de la economía nacional, que al segundo trimestre del 2016 registró un decremento del 0.3 por ciento del PIB”.

RIESGO AL EMPLEO
Señaló que la desaceleración se notará en las cifras menores de empleo en los últimos dos trimestres del año.

“En 2016 se está viendo una desaceleración del crecimiento de la economía y eso va a impactar al empleo (…) en Nuevo León no ha habido un crecimiento en la manufactura, ha sido cero prácticamente, y la industria de la construcción se está desacelerando, si bien todavía es un crecimiento positivo, pero a una tasa muy baja comparada a la del año pasado.

“Esta desaceleración se va a notar en el empleo de los próximos dos trimestres. Al corte de hoy, se ha avanzado pero la desaceleración impactará en las estadísticas de los próximos dos trimestres y como están las cosas no pinta que vaya a ser muy alentador el 2016”.

La SEyT refiere que de acuerdo a la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera, la desaceleración en el sector manufacturero en Nuevo León ha venido a la baja, afectando al crecimiento de la economía estatal y aunado a la alza de precios en electricidad y combustibles que son insumos esenciales para el sector.

“Otros componentes financieros como la alza en las tasas de interés y una política tributaria que no está procediendo en tiempo y forma con las devoluciones de créditos fiscales, son acciones que podrían frenar aún más al sector, tanto local como nacional”, explica.