Monterrey

Señalan que marco legal debe de garantizar agua y extracción de gas

Políticos y especialistas coincidieron en que las leyes secundarias de la Reforma Energética deben regular manejo adecuado del líquido en región noreste aprovechando técnicas de eficiencia como el fracking.
Sonia Coronado, Edgar Rivera/ El Financiero MTY
08 abril 2014 12:49 Última actualización 08 abril 2014 12:49
Etiquetas
Sistemas de aguas. (Cuartoscuro/Archivo)

Sistemas de aguas. (Cuartoscuro/Archivo)

El cuidado del medioambiente y el equilibrio ecológico, deberán estar por encima del objetivo industrial en el proceso de extracción de shale gas y esto debe de estar sustentado en un marco o contexto legal, señalaron políticos y especialistas del sector.

David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía del Senado energético, destacó que, “la explotación del shale gas y en general de los hidrocarburos, se debe garantizar, siempre y cuando no se ponga en riesgo el medio ambiente ni el bajo recurso hídrico que tiene la región y Nuevo León”.

El funcionario explicó que la fractura hidráulica o fracking es la única técnica, rentable, utilizada a nivel internacional para extraer gas lutita.
El fracking es al día de hoy, la única técnica de extracción del shale, que ha sido explotada con rentabilidad; no hay otra forma de hacerlo”, destacó Penchyna.

Agregó que “el agua que se utiliza con cierta composición de químicos, puede ser limpiada y reciclada bajo nuevas tecnologías.

Se estima que por cada pozo que se perfore para extraer gas shale, se requiere entre 9 y 29 millones de litros de agua.

En este contexto, la firma de análisis BBVA Research, mencionó en un estudio, que el uso de grandes cantidades de agua es un aspecto que requiere atención especial dentro de las leyes secundarias de la Reforma Energética.

“Los mayores recursos prospectivos de esos hidrocarburos se encuentran en la cuenca de Burgos -una extensión de Eagle Ford en los Estados Unidos-, localizada en una región del país caracterizada por problemas de escasez de ese líquido. Por ejemplo, la extracción de 300 mil barriles diarios de petróleo requerirían entre 8.5 por ciento y 25.4 por ciento del uso público diario de agua en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila”, advirtió el Servicio de Estudios Económicos del Grupo BBVA.

Al respecto Jaime Williams Quintero, presidente de la Comisión de Energía del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dijo que la nueva agencia de protección al medio ambiente debe de crear normas específicas para esta nueva actividad.

“Hay que crear normas específicas para una actividad que en México no se realizaba, que no se apliquen las reglas generales que ya se tenían para otros usos del agua, sino unas muy específicas”, dijo.

Agregó “el fracking es la única manera rentable de extraer el shale.

Estamos corriendo demasiado rápido, faltan las leyes secundarias, además de que realmente no se ha hecho mucha exploración en la zona de Nuevo León”.

Williams Quintero dijo que el agua en la entidad “es todo un tema hay que hacer mucho hincapié en ella, para que se use adecuadamente y no se sobre exploten los mantos”.

En fechas recientes el uso de agua para la extracción de gas, ha causado polémica en varios estados del país, principalmente en los que el vital líquido es escaso, como Nuevo León.

La entidad, con tan solo 13 municipios, y los estados de Coahuila y Tamaulipas, forma parte de la denominada Cuenca de Burgos, una reserva de gas con una extensión de 50 mil metros cuadrados.

Cabe recordar que de 2011 a 2013 la entidad, ubicada en una zona árida del país, sufrió una fuerte sequía atípica, afectando a los sectores agropecuario, pesquero y acuícola. El caso del ganadero registró una pérdida de 100 mil reses en esos dos años.

En mayo de 2013 el Diario Oficial de la Federación publicó la declaratoria de desastre natural en los 51 municipios gracias a la falta de lluvia.

Por las razones anteriores, reiteran los economistas de BBVA, “ en materia de protección ambiental que ordena el artículo décimo séptimo transitorio del proyecto de reforma energética”.una regulación efectiva del uso, reciclaje y reutilización del agua será necesaria que sea incorporada en la legislación secundaria

MUCHA GENTE, POCA AGUA Y SIN GAS

Nuevo León es en la actualidad un estado con sed de gas y agua. Por un lado no cuenta con el energético suficiente para permitir la llegada de empresas que detonen la economía de municipios fuera del área metropolitano; por el otro al estar asentada en una zona árida, su clima puede ser por largos períodos muy calurosos.

De acuerdo con el gobierno del estado la entidad cuenta con una población de poco más de cuatro millones 199 mil personas, de las que 3.7 millones habitan en el área metropolitana, es decir el 94 por ciento está en la zona urbana.

El agua que se suministra se extrae de fuentes superficiales (60 por ciento) y de fuentes subterráneas (el 40 por ciento).

A agosto de 2013, dato más actual proporcionado por el Servicio de Agua y Drenaje de Monterrey, la capacidad de las tres presas con las que cuenta el estado (La Boca, Cerro Prieto y El Cuchillo) es de almacenamiento de mil 462.5 millones de metros cúbicos y su volumen es apenas de 289.9 millones de metros cúbicos.

De las fuentes subterráneas, Nuevo León se abastece de 45 pozos profundos, 66 pozos someros, un manantial, tres túneles y una galería filtrante.

NUEVO ACUEDUCTO

A finales de 2012, el presidente de México, Enrique Peña Nieto anunció la construcción del mega proyecto hidráulico denominado Monterrey VI, donde se invertirán 15 mil 437 millones de pesos, que se construirá bajo el esquema DBOT (diseño, construcción, operación y transferencia).

Éste tendrá una longitud aproximada de 520 kilómetros, que cruzará por los estados de San Luis Potosí, Veracruz, Tamaulipas y Nuevo León y abastecerá de agua a Monterrey por los próximos 50 años.

Trasvasará agua de la cuenca del Río Pánuco, hasta la presa Cerro Prieto en Linares, Nuevo León, el proyecto, garantizará la posibilidad de crecimiento económico y desarrollo para la región noreste de México.

Emilio Rangel Woodyear, director de Agua y Drenaje de Monterrey (AyD) descartó recientemente que el vital líquido que transportará el acueducto, se vaya a usar para la extracción de gas.

Por el contrario, dijo, sería el agua residual, la que se le podría vender a las empresas del sector energético.

En fechas recientes esta situación ya ha generado polémica en la entidad, luego de que la Secretaría de Desarrollo Económico de Nuevo León, en voz de su titular, Rolando Zubirán Robert, vislumbrara esa posibilidad cuando presentó el documento "Retos Desarrollo Regional Energía 2014", en donde se plantea la posibilidad de que el agua del proyecto Monterrey VI, no sólo se utilice para cubrir las necesidades futuras de consumo humano, sino también para abastecer la demanda del sector energético.

El documento, que elaboró la dependencia estatal, detalla la infraestructura del plan estratégico para detonar la zona de la Cuenca de Burgos en Nuevo León mediante la extracción de gas shale, que en su tecnología requiere inyectar agua en el subsuelo.

En la página 15 del archivo se menciona expresamente a Monterrey VI como parte de la infraestructura para obtener el gas en el estado, y refiere  en la obrauna inversión de mil millones de dólares hidráulica con la que pretenden garantizar el abasto de agua para los próximos 50 años en Nuevo León, con 520 kilómetros de acueductos provenientes del río Pánuco.

"Suficiente agua para las compañías que exploten el gas shale", señala el texto.

A pesar de que en las últimas semanas el secretario de Desarrollo Económico, Zubirán Robert, ha intentado precisar y aclarar, mediante desdicho, las polémicas declaraciones que él mismo hizo, y que además se sustentan en un documento oficial y público, la versión de que sí se usará agua para extraer gas shale en el proyecto Monterrey VI sigue tomando fuerza.

En este sentido, de llevar a cabo perforaciones en Nuevo León y aprovechar el agua para la extracción del gas shale, aunque el proyecto de Monterrey VI de inicio, siempre ha señalado que el líquido que se traerá desde el río Pánuco funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) señalaron que desde el 2013 ya se sabía de la intención de Pemex sería exclusivo para consumo humano.

"Desde el punto de vista práctico si las leyes secundarias logran detonar el interés por el gas shale, primero se tendría que agotar las posibilidades de encontrar agua más barata y de uso industrial en esta zona”, dijo el director de la Cuenca de Río Bravo de la Conagua, Óscar Gutiérrez Santana.

"Si lo solicitan, la Conagua hará los análisis pertinentes para determinar si es viable o no permitir el uso industrial del agua", agregó.

FOCOS

Monterrey VI

- Acueducto Monterrey VI
- Inversión 15 mil 437 millones de pesos
- Se construirá bajo el esquema DBOT
- Longitud 520 kilómetros de San Luis Potosí a Monterrey
- Trasvasará agua de la cuenta del Río Pánuco a la presa Cerro Prieto en Linares.

Nuevo León
- De finales de 2011 hasta mediados de 2013, sufrió de una fuerte sequía.
- En mayo de 2013, el estado fue declarado zona de desastre natural.
- Los sectores agropecuario, acuícola y pesqueros fueron los más afectados.
- Tiene una población de 4 millones 199 mil personas.
- El 60% del agua se suministra de fuentes superficiales y 40% de fuentes subterráneas
- Las presas La Boca, El Cuchillo y Cerro Prieto, almacenan 1,462 millones de metros cúbicos