Monterrey

Refinería de Pemex en Cadereyta sigue sin operar

Se reiteró que pese a la falta de operación, no existe un desabasto actualmente de los combustibles y se cuenta con un inventario suficiente para el fin de semana.
ALEJANDRA MENDOZA
amendoza@elfinanciero.com.mx
21 julio 2016 9:0 Última actualización 21 julio 2016 9:8
Etiquetas
Refinería PEMEX

Refinería de Pemex

Por segundo día consecutivo la Refinería de Pemex en Cadereyta, la cual provee el 16 por ciento de la producción total de gasolinas y diésel en el país, dejó de operar por la falta de suministro de agua.

“Todavía no, se está tratando de ubicar de dónde se alimentará de agua a las calderas, pero aún no se restablece. Es importante reiterar que no existe desabasto”, dijo Eduardo Marín, Subgerente de Información y Prensa de Pemex.

Reiteró que pese a la falta de operación, no existe un desabasto actualmente de los combustibles y se cuenta con un inventario suficiente para el fin de semana y dijo que los 3 mil 400 trabajadores de esta unidad están acudiendo normalmente a trabajar ya que en cualquier momento se podría restaurar la operación.

Indicó que de la producción total en el país de gasolina y diésel, el 16 por ciento se obtiene de la Refinería Cadereyta. Estos combustibles proveen a Nuevo León, Coahuila, Chihuahua y parcialmente a Tamaulipas, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí.

“Si se llegase a dar el caso de que no arrancara nuevamente la planta, entonces ya está planeado incrementar las importaciones y utilizar en mayor medida la refinería de Madero el lunes”, señaló.

El martes, Pemex informó que ante la disminución gradual de la presión que se presenta en el Río Ramos, se llevó a paro seguro las plantas hidrodesulfuradoras y otras unidades, dejando de operar así la totalidad de esta refinería.

EN ESTADO CRÍTICO
Personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Nuevo León confirmaron a El Financiero que el nivel del Río Ramos está en estado crítico, al igual que todos los ríos de la entidad, debido a las escasas lluvias registradas.

“Está a mucho más abajo de la mitad. Casi, casi está a un punto que le decimos estiaje o cuando ya está el nivel más bajo”, explicó Miguel Ángel Torres, del área técnica de la Conagua en Nuevo León.

Actualmente, el Río Ramos, ubicado en Allende, Nuevo León, registra niveles bajos de agua que incluso son de por debajo de la mitad de su nivel.

(Con información de Sergio Meana y Valente Villamil).