Monterrey

Rebasa Hacienda sus metas de recaudación para 2015

OPINION. En tan solo once meses, los ingresos obtenidos por el Gobierno Federal, vía impuestos federales, alcanza ya la cifra de 2,149.3 miles de millones de pesos.
COMENTARIO ECONÓMICO
MARCO A.
PÉREZ
VALTIER
06 enero 2016 10:11 Última actualización 06 enero 2016 10:19
Marco A. Pérez Valtier

Marco A. Pérez Valtier

De conformidad con la Ley de Ingresos de la Federación aprobada por el Congreso de la Unión para el año de 2015, el Gobierno Federal esperaba recaudar, por concepto de Impuestos Federales, la cantidad de un millón 978 mil 980.6 millones de pesos, es decir, casi Dos Millones de Millones de pesos.

Pues bien, revisando las últimas cifras de recaudación, recientemente publicadas por el Ejecutivo Federal, con datos al mes de Noviembre del año pasado, se tiene que en tan solo once meses, los ingresos obtenidos por el Gobierno Federal, vía impuestos federales, alcanza ya la cifra de 2,149.3 miles de millones de pesos, es decir, 170.3 miles de millones de pesos MÁS a la estimación para todo el año, lo que equivale a un 8.6 por ciento más, sin considerar aún la recaudación del mes de diciembre.

En términos de crecimiento REAL, es decir, descontando la inflación, la recaudación impositiva durante los once primeros meses de 2015, acusa un crecimiento de 27.8 por ciento con relación a lo recaudado durante el mismo periodo de 2014.

Este desempeño excepcional en la recaudación de impuestos, más que compensó la caída en los ingresos petroleros producto del menor precio del petróleo y de la menor plataforma de extracción, ya que los ingresos totales presupuestales, que incluyen además a PEMEX, acusan un crecimiento real del 3.2 por ciento durante los once primeros meses del 2015.

Es importante destacar que estos datos de ingresos aún no incluyen el pago del seguro petrolero que contrató la Secretaría de Hacienda, el cual recibieron durante el pasado mes de diciembre, y que superó los 6.3 miles de millones de dólares, que a la paridad actual, suman más de 110 mil millones de pesos.

Si bien dentro de los ingresos tributarios destaca la aportación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se carga a las gasolinas y al diésel, tributo que se incrementa cuando se reducen los precios del petróleo, y por ende, el de las gasolinas en Estados Unidos, el cual está aportando 196 mil millones de pesos a la recaudación federal, es importante destacar el crecimiento en la recaudación del Impuesto sobre la Renta, el cual viene creciendo a una tasa real del 24 por ciento, ya que comparado con lo recaudado al mes de noviembre de 2014, el incremento registrado en 2015 supera los 238 mil millones de pesos, rebasando incluso los mayores ingresos aportados por el IEPS a las gasolinas y al diésel.

Como podemos corroborar, este importante crecimiento en el pago del ISR, producto de la reforma impositiva instrumentada por la presente administración, viene a explicar buena parte de la atonía en el crecimiento económico del País, ya que vino a reducir el rendimiento del capital invertido, ampliando no solo la base gravable del inversionista, al reducir la deducciones autorizadas, sino también al imponerse un nuevo gravamen del 10 por ciento a las utilidades distribuidas.

Ciertamente, la generalización del uso de las facturas electrónicas por Internet, que proporcionan al Fisco información sobre ingresos y gastos del contribuyente en tiempo real, así como la obligación de subir la contabilidad de manera mensual, han introducido un nuevo elemento de fiscalización que inhibe la evasión.

Finalmente, por el lado del gasto, las cifras reportan un crecimiento real del 3.4 por ciento, incluso mayor al de los ingresos, por lo que el recorte al gasto pasó a ser anecdotario.

* El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.


Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.