Monterrey

Re-descubrir Norteamérica

Opinión. Es importante que las empresas de Nuevo León, y del resto de la región noreste de México, tengan la capacidad de redescubrir el enorme potencial económico del otro socio comercial que forma parte de la región de América del Norte.
ENTRADA LIBRE

SERGIO LÓPEZ RAMOS
​slramos2020@gmail.com
03 enero 2017 10:3 Última actualización 03 enero 2017 10:6
Sergio López Ramos

Sergio López Ramos

Concluye un año que se caracterizó, a nivel internacional y regional, por la gran inestabilidad política y económica generada en los grandes centros de poder financiero, político y económico en Europa y en el norte de nuestro continente.

La edición regional y nacional de El Financiero, cubrió y analizó las principales coyunturas que sacudieron nuestra realidad y que en este 2017 se han convertido en los retos más importantes para los sectores político, económico y social de Nuevo León, de la región de la frontera de México con Estados Unidos y para el futuro de América del Norte.

En 17 días, Donald J. Trump tomará posesión como el 45º Presidente
de los Estados Unidos de América y con ello, comenzará un periodo
excepcional de 100 días en los cuales los regiomontanos tendremos
la oportunidad de conocer a detalle cuáles son los programas y las políticas de comercio, seguridad, migración y economía por implementarse.

Varios analistas de El Financiero han señalado que, debido a la naturaleza empresarial del nuevo Presidente de los Estados Unidos, existe la posibilidad de que algunas propuestas controversiales de la campaña electoral que representan riesgos para el comercio entre la Unión Americana y nuestro país, como la construcción del muro en la frontera y la salida de los Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte no sean implementadas por la nueva administración federal.

Pero también es necesario recordar que Trump, así como Obama en su
momento, llega a la Casa Blanca con expectativas muy altas de un amplio sector de la población estadounidense que demanda un cambio de timón en la política económica que permita elevar los ingresos de los ciudadanos estadounidenses, sin importar la agenda social de la administración federal.

Así, las decisiones de Trump oscilarán entre los intereses económicos de las empresas que pueden ser afectadas por la decisión de implementar aranceles a las importaciones y las expectativas de los ciudadanos. Por lo menos en los próximos dos años, con un Congreso
liderado por los Republicanos, el Presidente Trump tendrá un amplio
margen de maniobra para negociar dentro de su propio partido la agenda legislativa que implementará en la primera mitad de su administración.

Es importante que las empresas de Nuevo León, y del resto de la región
noreste de México, tengan la capacidad de redescubrir el enorme
potencial económico del otro socio comercial que forma parte de la región de América del Norte: Canadá. El Primer Ministro Justin Trudeau, quien lidera un gobierno que se ha mostrado incluyente con las minorías sociales y asiló a miles de sirios en su país, eliminó la visa para los mexicanos y ha manifestado la voluntad de su gobierno para impulsar el comercio con los países de América Latina.

Es imprescindible que tanto el gobierno del Estado como los sectores
empresariales y la sociedad civil conozcan los mecanismos de cooperación que existen a nivel nacional para explorar los canales de comunicación formal que existen y que los diferentes niveles de gobierno en la entidad, las cámaras empresariales y la sociedad
civil organizada se reencuentren con sus pares de Canadá. El terreno de las relaciones bilaterales a nivel municipal y regional es bastante fértil para innovar y mejorar las relaciones económicas, políticas y sociales con nuestros vecinos y socios canadienses.

* El autor es politólogo por el Tecnológico de Monterrey y candidato de la Maestría en Ciencia Política y Política Pública de la Universidad de Guelph.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.