Monterrey

¿Qué quiere decir un político corteamericano cuando se autodenomina como "conservador"?

OPINIÓN. Considero que las diferencias con los Demócratas son prácticamente irreconciliables, y si las comparamos con la idiosincrasia mexicana son abismalmente distantes.
DESDE
TEXAS….

JAVIER
AMIEVA
07 marzo 2016 9:20 Última actualización 07 marzo 2016 9:59
bandera

[Manifestantes en Nueva Delhi rompen carteles de banderas estadounidenses e israelíes/Reuters]

Varias definiciones en “sitios” políticos y tesis universitarias fueron recopiladas en el 2012 por “The Atlantic”, una reputada revista de política norteamericana que enlista cuales son las bases ideológicas de políticos que se autodenominan “Conservadores”; por antonomasia misma fundación de criterio de los políticos Republicanos; (podría sonar divertido si no fuese tan trágico).

Estas, son solo algunas de las principales definiciones del “The Atlantic”, que nos pueden dar una idea –hablando en serio-, de las diferencias culturales que hacen insoslayable la coexistencia de la humanidad y que describen el temperamento e ideas de un “Conservador”:

1. Aversión a los cambios rápidos; la creencia de que la tradición y las normas sociales que prevalecen a menudo contienen la sabiduría de la única verdad; desconfianza a intentos de rehacer la sociedad para que se ajuste a una realidad, sienten que el cambio no sería justo ni eficiente.

2. El deseo de preservar la filosofía política y reglas de gobierno articulados en la Declaración de Independencia y la Constitución de Estados Unidos (EU). como si se tratare de la Biblia.

3. Una creencia de que es imperativo preservar la moral tradicional, descrita en la Biblia, a través de las normas culturales y el poder absoluto del Estado.

5. Adoptar el capitalismo de libre mercado y la creencia en la legitimidad de los resultados del mercado.

6. Creencia de que EU es una nación excepcional cuyo papel le corresponde ser el líder del mundo libre.

7. Una creencia de que EU debería exportar su marca de la democracia aun por la fuerza de las armas.- Mismas que todo ciudadano tiene derecho a poseer aun siendo armas de asalto-.

8. La convicción de que el gobierno debe emprender, en nombre de la política norteamericana, grandes proyectos que permitan avanzar en la denominada Grandeza Nacional y ennoblecer sus personajes.

9. Promover el localismo, la comunidad y los lazos familiares a escala de la humanidad como una responsabilidad para el futuro.

10. Una creencia de que Estados Unidos no debe intervenir en los asuntos de otras naciones, excepto para defenderse de la agresión y hacer cumplir los contratos y tratados. “La posibilidad de declarar la guerra y atacar a otro país en carácter “preventivo” si se considera que está en peligro la seguridad de la nación” agrego Mr. Bush; “ ¡No necesito permiso de la ONU para defender América!”

11. Un deseo permanente de volver a las cosas como eran antes, “porque eran mejor”, “Recuperar la Grandeza de América” exclaman los políticos en forma de arenga nacionalista.

12. El desprecio por el liberalismo norteamericano, el multiculturalismo, a la política de identidad, la acción afirmativa, el bienestar con ideas socialistas en lo general; la firme definición de que nada debe de darse por gratis a nadie mediante reglas de gobierno incluyendo por supuesto Obamacare, préstamos para Educación Universitaria, etc.

13. Una creencia firme en los principios del federalismo. –n.a: siempre y cuando el Ejecutivo sea Republicano-.

14. Los impuestos deben ser más bajos y un gobierno más pequeño con menos reglas sobre control de armas ,o que otorguen derechos a trabajadores, obligaciones de paridad racial, derechos a la mujer sobre su cuerpo u orientación sexual diversa de los individuos.

15. La creencia de que la deuda nacional y el déficit ponen en peligro a América; excepto si el gasto se originó por gastos de guerra.

17. La conciencia de la falibilidad del hombre y tomar conciencia del valor que representa el escepticismo, la duda y la humildad política - ---Digamos como lo practica Trump---.

18. El realismo en política exterior pero considerando “al País” como el centro del mundo.

19. El no intervencionismo en la política exterior,-- salvo, anoto yo, discordancia con los puntos anteriores.

Derivado de los últimos debates Republicanos podríamos añadir a la lista:
a) El déficit de un país importador es “culpa” del que exporta.

b) El Político siempre tiene la razón y si cambia de opinión en menos de 24 horas es porque el mundo es cambiante y 24 horas son muchas.

c) La mejor forma de dejar de cobrar impuestos es desaparecer a la autoridad hacendaria.

d) La Suprema Corte puede decidir soberanamente siempre y cuando no vaya en contra del partido que le nomino; y finalmente,

e) Es responsabilidad del ejecutivo encontrar formas de tortura “confesional” no reguladas por la ONU.

Ante esto, considero que las diferencias con los Demócratas son prácticamente irreconciliables, y si las comparamos con la idiosincrasia mexicana son abismalmente distantes.

¿Estimado lector, algo que agregar o quitar a la lista que inculque tolerancia?

* El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-EstadosUnidos.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.