Monterrey
especial

Proyectos energéticos
impulsarían
precio del cemento

Expertos atribuyen esta situación al rezago en precio-costo de hasta diez años y a la fortaleza del dólar frente al peso.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
15 agosto 2017 7:51 Última actualización 15 agosto 2017 8:19
Las inversiones que detonará la reforma energética en México, hasta el mes de mayo pasado ascienden a 252 mil millones de dólares.

Las inversiones que detonará la reforma energética en México, hasta el mes de mayo pasado ascienden a 252 mil millones de dólares.

La ola de inversiones en proyectos de infraestructura relacionados con el sector energético que se esperan en México debido a la Reforma Energética, podría también ser uno de los causantes de los incrementos en el precio del cemento, lo que estaría compensando en parte la incipiente inversión en obra pública, estimaron analistas consultados.

“Es posible que también esté influyendo (…) y que (las productoras de cemento) decidieran incrementar ahorita el precio para cuando vengan los nuevos contratos, (los clientes) ya vean reflejado ese aumento. Sin embargo, - como la informaron la propias productoras de cemento- creo que esto también obedece al rezago en precios y el incremento en los insumos que no habían podido repercutir en sus precios de venta”, dijo Ignacio Cedillo Bravo, analista de Bursamétrica.

El experto consideró que si bien se prevé que se desarrollen en el país grandes proyectos de infraestructura derivado de la apertura energética, el alza en el precio obedece también a factores como el rezago de hasta diez años para incrementar los precios, un aumento de hasta el 86 por ciento en el precio del diésel y la fortaleza del dólar frente al peso, entre otros.

Las inversiones que detonará la reforma energética en México, hasta el mes de mayo pasado ascienden a 252 mil millones de dólares, entre proyectos de exploración y extracción; gas natural y petrolíferos y; electricidad, según datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

De acuerdo con un analista del sector que pidió el anonimato, en lo que va del año los costos de las obras de infraestructura en general se han incrementado entre 10 y 15 por ciento derivado del alza en el cemento.

“Esto se debe a diversos motivos, porque hay que recordar que este sector ha estado muy golpeado desde finales del último año. Por un lado, las remesas han mostrado cierta contracción, derivada de la retórica del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de gravarlas; y por lo menos el 80 por ciento de estos montos son utilizados en México para realizar obras de construcción en vivienda.

“Por otro lado, hubo un recorte importante en el presupuesto federal, por lo que la obra pública se redujo considerablemente; parece ser que el tema energético es donde ven un área de oportunidad para compensar un poco los factores antes mencionados, porque vendrá mucha obra”, explicó.

Recientemente, Cemex dijo que el costo de ventas, como porcentaje de las mismas, se incrementó en 1.5 puntos porcentuales durante el segundo trimestre del año, reflejando principalmente mayores costos de energía, además de incrementos de insumos en algunas de las operaciones de concreto premezclado.

Además, la cementera espera que el costo en energía por tonelada aumente ocho por ciento para el cierre del año.

Fuentes de la empresa señalaron que el alza del cemento se debe a que buscan recuperar el incremento en sus principales insumos como el diésel y energía. A principios de julio pasado, el precio del cemento sufrió un incremento del 12 por ciento.

Esta situación ha afectado principalmente a los desarrolladores de vivienda quienes se quejaron públicamente de que el alza en el precio de este insumo era injustificada.

De acuerdo con la Cámara de Vivienda y de la Construcción, citando cifras del Índice de Precios al Productor del INEGI, de enero de 2014 a mayo de 2017 el precio del cemento aumentó 49.29 por ciento, mientras que la inflación anual es del 6.17 por ciento.

Los organismos mencionados señalaron que dichos aumentos limitan la cantidad de proyectos de inversión en infraestructura pública y privada. “Interrumpiendo, en cierta medida, la dinámica de la cadena productiva de un sector estratégico para el desarrollo económico del país”.

Sin embargo, la Cámara Nacional del Cemento (Canacem) asegura que de diciembre del año pasado a mayo de este año, el alza en México fue de 6.93 por ciento.

Mientras que el precio de la vivienda, de acuerdo al Índice SHF, aumentó 18 por ciento del primer trimestre de 2014 al primer trimestre de 2017; de esto el impacto por el costo del cemento sólo representa el dos por ciento al precio de la vivienda.

“En Monterrey hubo un incremento acumulado de 6.75 por ciento del Índice SHF –en el período enero-junio de 2017, los atributos que contribuyeron mayormente a esta alza fueron el aumento de la superficie accesoria (terrazas, jardines, áreas de recreo, etc.) y el incremento de precios de las viviendas que cuentan con 2 estacionamientos, los cuales aumentaron 10.38 por ciento”, explicó la SHF.

Ante alza del precio, importarían vivienderos este insumo


Ante el alza en el precio del cemento que se ha dado en el año, los constructores y desarrolladores de vivienda han amagado con iniciar la importación de este producto de países como Estados Unidos y Sudamérica, argumentando que ahí el precio es menor.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción acusó a las cementeras de subir indiscriminadamente el precio de sus productos, por lo que la empresa regiomontana Cemex decidió salirse de este organismo y dijo que pretende impulsar la creación de la Cámara de Materiales de Construcción.

Así, los vivienderos de Nuevo León iniciaron un proceso de acercamiento con inversionistas extranjeros con miras a importar cemento de Asia e incluso de Europa.

Dijeron que lo anterior se haría mediante una joint-venture entre un grupo de empresarios locales y del centro del país.

“Estamos en un proceso de acercamiento, porque hay interés de hacerlo, pero sería en grupo. Estamos en el análisis de lo que representaría en términos de logística, además de lo implicaría importarlo. No podemos revelar nombres de empresas aún, porque es un proceso de negociación”, indicó una fuente consultada.

Se calcula que en una primera etapa podrían llegar a importar unos 50 mil toneladas de cemento bimestrales, lo cual harían en alrededor de 30 dólares más barato la tonelada, pero tienen que revisar los retos logísticos.

De concretarse estas importaciones se sentaría un precedente luego del intento fallido en el 2004 de traer cemento de Rusia, el cual por diversas razones no pudo ser desembarcado en el país.

Ricardo Alessio, director de la firma Comercio para Desarrollo Mexicano del Sureste, señaló que el rompimiento de Cemex con las CMIC y Canadevi, abre la oportunidad de importar cemento de países como China, Corea, Vietnam, Egipto y Turquía, donde existen excedentes que podrían entrar sin ningún problema a México a precios competitivos.

“Lo que hizo ahora Cemex (dejar las cámaras) es inédito y plantea una oportunidad de abrir el mercado a la importación logrando incluso descuentos de hasta un 30 por ciento en relación al precio que rige a partir del 1 de julio”, subrayó.

Actualmente los desarrolladores de vivienda a nivel nacional están a la espera de que la Secretaría de Economía emita y publique en el Diario Oficial de la Federación las reglas de operación para importar cemento en grandes volúmenes, dijo Víctor Salazar Ortega, director del Clúster de Vivienda.

“Necesitamos que la Secretaría de Economía respalde totalmente la cantidad que requiere la industria para importar cemento y defina qué organismo será el encargado de revisar el día a día las importaciones consolidadas que realizará la industria viviendera del país”, comentó. (Esther Herrera)

China, el principal proveedor de clinker a México

China es el país de donde México importa más del 90 por ciento del clinker, principal componente para la fabricación del cemento, las cuales se han incrementado en los últimos tres años en más del 50 por ciento en promedio.

Según el Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SAVI) de la Secretaría de Economía el valor total importado de diversos países de este producto en 2015 fue de dos millones 583 mil 197 dólares, con un total de nueve millones 67 mil 337 kilos, mientras que en 2016 el valor de las importaciones ascendió a dos millones 724 mil 523 mil dólares con un total de 11 millones 678 mil 308 dólares.

De acuerdo al SAVI, de enero a abril de este año han entrado al país dos millones 564 mil 84 kilos de cemento sin pulverizar o clinker con un valor de 607 mil 454 dólares, esto representa aproximadamente el 21 por ciento de los importado el año pasado.

Sin embargo, las importaciones de clinker que se hacen de Estados Unidos no representan ni el uno por ciento de lo que China introduce al país.

Por ejemplo, al cierre de 2016 el volumen importado de Estados Unidos a México fue de 20 mil 475 kilos, mientras que el de China ascendió a 11 millones 654 mil 398 kilos, según información pública de la Secretaría de Economía.

En la lista de países de donde se importa clinker aparecen República Dominicana, Ecuador, Marruecos, Panamá, Perú, España y Costa Rica. (Sonia Coronado)

Una industria señalada por la colusión

Diversas denuncias son las que se han presentado en contra de los productores de cementos por presuntas prácticas de colusión en México y otras partes del mundo, las cuales pueden ser regionales o nacionales.

En México la producción del cemento está concentrada en seis empresas Cemex, Lafarge Holcim, Cementos Moctezuma, Cementos Fortaleza, Cruz Azul y Grupo Cementos Chihuahua.

Información pública de la Cámara del Cemento señala que sus empresas afiliadas aportan 20 mil millones de pesos al PIB; cuentan con una capacidad de producción de 60 millones de toneladas al año, sin embargo de ésas sólo se consumen 36 millones de toneladas.

De acuerdo con la Comisión Federal de Competencia Económica las prácticas de colusión ocurren cuando diversos agentes económicos se ponen de acuerdo para fijar precios de determinado producto.

Recientemente Benito Torres, miembro del Consejo de la Cámara de la Construcción en Tamaulipas, denunció públicamente la presunta colusión entre las empresas productoras para incrementar sus precios.

Dicha denuncia fue respaldada por Gustavo Arballo Lujan, quien dijo que solicitará a la Comisión Federal de Competencia (Cofece) una investigación a la industria productora de cemento, por presuntamente realizar prácticas monopólicas al aumentar de manera generalizada el precio del producto.

El caso más sonado donde las empresas, encabezadas por Cemex, habrían impedido la entrada de cinco mil 700 toneladas de cemento al país, fue el del buque Mary Nour; la empresa sólo se hizo acreedora a una multa de 10 millones de pesos. (Sonia Coronado)