Monterrey

Prevén falta de
combustibles por no tener infraestructura

Especialista señala que aunque se importen, la logística es ineficiente.
SONIA CORONADO
scoronado@elfinanciero.com.mx
05 diciembre 2016 8:46 Última actualización 05 diciembre 2016 8:51
Expectativa

Actualmente Pemex introduce al país el 70 por ciento de los combustibles que se comercializan, la cifra podría aumentar al 80 por ciento.

La ineficiencia de la producción y refinación en las plantas de Pemex
y la nula inversión en ellas, provocaría que la entrada de combustibles
al país se eleve del 70 al 80 por ciento en el futuro próximo, dijo César Cadena Cadena, presidente del Clúster de Energía de Nuevo León.

“El futuro es más importación, tal vez se va a importar el 80 de los combustibles, si no le meten dinero a las refinerías, y si las refinerías no aumentan su producción y queremos suministrar las necesidades de combustible, tenemos una sola alternativa, más importación”, mencionó.

Agregó que, “las refinerías no tienen interés en meterle dinero por las razones que sean, lo que estoy hablando son hechos duros, no estoy
criticando. Cada día tenemos que importar más y no tenemos la infraestructura necesaria. Esa es la situación”.

El también presidente de Grupo Energéticos (Energex), dijo que otro de los problemas que se tienen en el país es la falta de infraestructura
logística para poder abastecer a los distintos estados de combustible, problema que podría agravarse.

“El otro gran problema es que el sistema de Pemex está hecho para
tener seis refinerías en los puertos y una serie de ductos y tanques para que se surta a toda la República. Cuando se diseñó el sistema tal vez se importaba de un 10 a 20 por ciento y se reforzaba con lo que entraba por los puertos. Ahorita estamos importando el 70 por ciento del combustible entre diésel y gasolina, entonces resultan totalmente
insuficientes los puertos”.

“Se va a agravar (el desabasto) porque en esta temporada aumenta el consumo porque hay lugares donde hay muchos días festivos, diciembre es un mes complicado hay un mayor tráfico de vehículos, esa es verdaderamente la situación por la que estamos pasando”.

El especialista mencionó que al elevarse las importaciones y el precio
del crudo, el ciudadano de a pie podría enfrentarse a un problema de sobre-precios y mayor inflación.

“Creo que el ciudadano de a pie podrían tener dos problemas, desabasto, que no consiguiéramos combustible y que tuviéramos un
problema de sobre-precios. Que dijeran impórtalo, si ahorita lo hiciéramos los combustibles deberían de subir 20 por ciento por el impuesto que tiene, no tanto por el valor”.

Dijo que aunque una de las soluciones es la construcción de poliductos,
éstos son proyectos de muy largo plazo y lentos.

“Ese (poliducto) resultó ser otra piña. Estamos hablando que es un
poliducto que requiere permisos presidenciales porque se construirán
en Estados Unidos y México.

“Supongamos que mañana nos pusimos de acuerdo, tirar un ducto que cubra dos países, pero tarda no menos de cuatro años”, dijo.