Monterrey

Números, números!

OPINIÓN. No es justo que trabajemos para pagar nuestros impuestos para que esos trabajadores del estado (los maestros) y que viven de nuestros impuestos, no nos permitan el libre tránsito.
MIGUEL MORENO TRIPP*
11 julio 2016 16:4 Última actualización 11 julio 2016 16:17
Etiquetas
Maestros de Nuevo León marchan contra la Reforma Educativa (Félix Vásquez)

Maestros de Nuevo León marchan contra la Reforma Educativa

Hemos padecido las marchas de los maestros injustamente. No es justo que trabajemos para pagar nuestros impuestos para que esos trabajadores del estado (los maestros) y que viven de nuestros impuestos, no nos permitan el libre tránsito.

En Oaxaca, Chiapas y otros estados está peor porque no permiten el paso de alimentos con argumentos para tontos como de que vienen “de empresas transnacionales” cuando son mexicanos los que trabajan ahí (¿Cómo clasificarían a Bimbo por ejemplo?) y por si fuera poco, a sus hijos les matan su futuro. Ya ni hablar del marchódromo que es el Ex DF en donde se ha de sentir extraño el día que no haya alguna marcha.
Veamos los números. El Sistema de Información y Gestión Educativa de la SEP, nos provee de información que, aunque no está actualizada a este año, provee información estimada. Consideremos el número estimado para el ciclo 2015-2016

A nivel nacional, habría 259 mil 719 escuelas, de las cuales 215 mil 908 (83 por ciento) son públicas y 44 mil 255 (17 por ciento) son privadas.
Nuevo León tiene un total de 7 mil 928 escuelas, lo cual representa un 3 por ciento del total nacional. Hay 5 mil 765 (73 por ciento) Públicas y 2 mil 163 (27 por ciento) privadas. En Oaxaca, sin embargo, hay 13 mil 565 escuelas o un poco más del 5 por ciento del total nacional, de las cuales 12 mil 883 (95 por ciento) son públicas y 682 privadas (sólo el 5 por ciento).

Más escuelas en Oaxaca que en Nuevo León, ¿de que se quejan entonces?; ¿Privatización? La proporción de públicas contra privadas es más alta en Oaxaca, que es lo que Morena les dice a los crédulos maestros que, a pesar de decir que enseñan, deberían aprender a contar.

Si hablamos de número de maestros, con datos a 2014, a nivel nacional hay un poco más de un millón 975 mil, de los cuales en Nuevo León hay 78 mil 545 (4 por ciento) y en Oaxaca son 69 mil 575.

En cuanto a alumnos, a nivel nacional hay 35 millones 745 mil 871, de los cuales en Nuevo León son un millón 503 mil 782 (4 por ciento) y en Oaxaca son un millón 205 mil 616 (3 por ciento)

Veamos cómo está el Producto Interno Bruto. De acuerdo con el INEGI, el PIB de México fue de 16,306 miles de millones de pesos a 2014. De ese total, Nuevo León aportó aproximadamente el 7.3 por ciento con 1,188 miles de millones de pesos. Oaxaca, por otro lado, aportó 262,553 millones de pesos, apenas el 1.6 por ciento.

En conclusión, más escuelas, relativamente un número similar de maestros y un poco menos de alumnos contra el aporte de solo el 20 por ciento del PIB (NL v. Oaxaca). Lo siento por la comparación pero hay que ponerle un alto al engaño, la simulación y al dramatismo de “pooobres maestros que luchan en contra del Gobierno” (no se nos olvide: ellos son parte del gobierno).

Se dice que son miles de maestros los que están reclamando la reforma educativa. Lo que no se dice es que son más de un millón y medio que no están reclamando. Pónganse a trabajar como lo hacen los maestros que sí trabajan y como nosotros que, pagando nuestros impuestos, es de donde salen sus quincenas.

El autor es Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane; cuenta con la Maestría en Alta Dirección de Em- presas, en el IPADE. Se desempeñó como Director General de entidades del área Internacional en Santander Serfin. Es Director del programa OneMBA y tiene su Despacho asociado con Crowe Horwath para proporcionar asesoría en temas de Finanzas Corporativas.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.