Monterrey

NL transitaría a TV digital sin esfuerzo: Ernesto Piedras

El director general de The Competitive Intelligence Unit dijo que aunque se prevé que el apagón analógico transcurra sin mayor problema, las autoridades deben asegurar que la televisión abierta llegue a todo el estado.
Sonia Coronado
23 septiembre 2015 12:4 Última actualización 23 septiembre 2015 14:17
televisión analógica

televisión analógica (Tomada de Facebook del IFT)

El alto poder adquisitivo de la población de Nuevo León, así como la adopción de tecnología, influenciada en parte por su cercanía con Estados Unidos, harán que el llamado apagón analógico transcurra sin grandes problemas, previó Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit (CIU, Unidad de Inteligencia Competitiva).

El especialista en temas de telecomunicaciones dijo que, pese a lo anterior, las autoridades federales como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), deben de asegurar que la televisión abierta llegue a todos los rincones del estado, pues es esta la principal fuente de información de los ciudadanos.

“La ventaja de Nuevo León y, particularmente, Monterrey es su alto poder adquisitivo y su alta adopción tecnológica. Por ejemplo, en los estados del sureste hay un poder adquisitivo más bajo y el tema de los televisores, que tiene que entregar como compensación la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, es muy importante”, dijo.

Añadió que “el esfuerzo en Nuevo León es relativamente menor, y aun así tienen que hacerlo con mucho cuidado porque la televisión abierta llega al 98 por ciento de la población y es la principal fuente de comunicación, información, entretenimiento y hasta de elementos educativos”.

El switch de la señal análoga en Nuevo León se bajará en el último minuto del 23 de septiembre, para que a partir de las cero horas de este jueves se dé el paso de manera oficial a la televisión digital terrestre (TDT).

Con ello, las señales análogas de los canales 2, 4, 6 7 10, 12, 22, 34, 47, 53 y 64 se dejarán de transmitir en el estado.

En el caso de TV Nuevo León, al ser televisora gubernamental, y una estación pública de baja potencia, la ley le permite continuar transmisiones análogas con fecha límite hasta el 31 de diciembre próximo.


PENETRACIÓN ALTA EN TV DE PAGA

De acuerdo con datos de la SCT, Nuevo León es una de las entidades donde mayor crecimiento ha tenido la televisión restringida o de paga, otro de los factores que ayudarían a transitar a la era digital.

En el documento “Estadísticas sobre disponibilidad y uso de tecnología de información y comunicaciones en los hogares, 2013” del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se detalla que 46.8 por ciento de los hogares de Nuevo León, cuenta con internet, de éstos, 93 por ciento tienen banda ancha; además 21.7 tiene televisión digital y 42.4 por ciento tiene el servicio de televisión de paga.

Además de que el 57 por ciento de los usuarios tienen computadora; 54.7 por ciento de los usuarios tienen internet y el 69.4 por ciento cuenta con teléfono celular.

Uno de los objetivos del gobierno federal es que, a través de la Red Compartida, que transmitirá en la banda de 700 MHz, se acelere la disponibilidad y el acceso a servicios de banda ancha en el país.
Dicha banda es actualmente ocupada por las cadenas de televisión para su señal análoga.

De acuerdo con Piedras, la televisión de prepago y postpago en la entidad ha crecido al igual que la tendencia nacional, a doble dígito, principalmente en los últimos años, pues las empresas que ofrecen este servicio como VeTv de Sky y Dish, le están apostando al sector económico medio bajo.

“Está creciendo a un ritmo de dos dígitos (la televisión de paga), claro hay que ver que viene de una base relativamente baja. Todavía hace dos años crecía por arriba del 30 por ciento, el año pasado terminó creciendo 11 por ciento, porque esta plataforma tecnológica, que entró por los niveles socioeconómicos altos, está invirtiendo mucho, y están alcanzando a hogares de niveles socio económico, medio e incluso bajo”.

El director de CIU mencionó que “incluso tenemos identificados hogares de niveles muy bajos como el E, que es el rango de pobreza, que no tienen refrigerador pero pagan por servicio de tele restringida, sobre todo satelital. Sí, hay una fuerte proclividad a contratar estos servicios, lo que faltaba era la inversión de los cableros y ya hoy lo están haciendo”.