Monterrey

NL, con potencial en energía limpia e hidrocarburos

Vladimir Sosa Rivas, subsecretario de Energía del estado destaca que la recién aprobada reforma energética, pone a Nuevo León en el mapa, como una de las áreas para extraer gas lutita.
Sonia Coronado
20 abril 2014 23:53 Última actualización 21 abril 2014 5:0
Vladimir Sosa Rivas. (Gobierno de Nuevo León)

El gas natural, el shale en particular, utiliza menos agua que el carbón para generar electricidad, comenta Vladimir Sosa Rivas, en primer plano. (Gobierno de Nuevo León)

MONTERREY.- Con la apertura del sector energético, Nuevo León levanta la mano y da un paso al frente para posicionarse como la capital energética del país. ¿Cómo?, proveyendo de capital humano calificado, aprovechando la experiencia de empresas que desde hace 10 años se preparan en Texas, en la extracción de gas shale o lutitas, e impulsando la vocación de energías limpias.

Los municipios del norte de la entidad, forman parte de la Cuenca de Burgos, una reserva rica en gas, también conformada por Tamaulipas y Coahuila.

La recién aprobada Reforma Energética, pone a Nuevo León en el mapa, como una de las áreas para extraer gas lutita.

Sin embargo, la fractura hidráulica o fracking, técnica para extraer el energético, ha sido cuestionada por diferentes actores, debido a las grandes cantidades de agua que se requiere para hacerlo, principalmente en una entidad, como Nuevo León, donde su clima es árido y padeció, hace algunos años, una intensa sequía, que generó la racionalización del vital líquido, tanto para las industrias como para la población.

El proyecto Monterrey VI, precisamente quiere evitar lo anterior, pues el acueducto proveerá durante los siguientes 50 años de agua potable para el consumo humano.

Vladimir Sosa Rivas, recién nombrado titular de la Subsecretaría de Energía de Nuevo León, quien se desempeñó como coordinador de Asesores Adjunto en la Subsecretaría de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía del Gobierno Federal, rechazó que Monterrey VI vaya a ser utilizado para abastecer de agua a las empresas extractoras, y aclara que sólo será destinado para proveer el líquido para el consumo humano.

_En los últimos meses, se ha llevado una campaña de promoción del estado, gracias a que la apertura energética permitirá la participación de compañías en la extracción de gas lutita.

¿De qué manera el estado garantizará el agua a las empresas que estén interesadas en extraer gas shale, con la técnica fracking?

_La fractura hidráulica se puede llevar a cabo con agua que proviene de mantos de alta salinidad, por su misma característica no es para consumo humano.

Estos mantos acuíferos son abundantes en el norte de la República. Hay abundancia de agua de estos mantos y ésta es la que podría utilizarse para la industria del petróleo y el gas shale.

_¿Entonces, el proyecto Monterrey VI no abastecerá de agua a estas compañías para sus procesos de extracción?

_Ese proyecto nada tiene que ver con lo energético. De hecho ese proyecto, se hace desde hace muchísimo tiempo, ni siquiera había Reforma Energética.

Esa es una historia que no es real y además ni siquiera es verosímil.

Una cosa es el Monterrey VI, que traerá agua de consumo humano a Monterrey y su área metropolitana por los próximos 50 años, y otra muy distinta es el agua que se podría utilizar para las necesidades del gas shale y el petróleo.

_¿Qué tanto gas se puede extraer, sólo de la parte que corresponde en Nuevo León?

_Lo que podemos saber hasta ahora, es que somos el sexto lugar en el mundo de recursos potenciales de gas shale, y el octavo a nivel mundial de recursos de petróleo shale, estamos en el top 10, en ambos casos, de los países con los que más recursos cuentan en el mundo, son recursos potenciales.

Para conocerlos, se hacen análisis desde satélites para ver cómo está la conformación de la tierra, también se hacen estudios geológicos para ver las zonas donde está este potencial.

La mayoría de este potencial, está en la Cuenca de Burgos, es una gran oportunidad estar entre los países, que se van a convertir en principales productores de gas y de petróleo shale.

El gas natural, el shale en particular utiliza menos agua que el carbón para generar electricidad.

_¿Se puede replicar en Burgos el éxito de Eagle Ford?

_La Cuenca de Eagle Ford de Texas, se extiende hasta la Cuenca de Burgos, los tipos de recursos son similares. Las empresas tienen ya 10 o 15 años de aprendizaje con esta nueva tecnología, por lo cual la curva de aprendizaje nuestra es mucho menor. En particular, Nuevo León tiene mucha mano de obra calificada, técnicos, ingenieros, lo que facilita el inicio y correcto desarrollo de esta industria.
Además, hay otra característica muy importante a nivel institucional, de desarrollo social y político, y es que a diferencia de otras entidades, en Nuevo León, la participación del sector privado y la academia en las decisiones públicas es muy fuerte.

_¿Es el fracking la única manera de extraer gas shale?

_De las tecnologías experimentales, que te permiten la extracción de gas y petróleo, es la única que sí es viable comercialmente, además que es rentable. De hecho, la industria va empezando, aproximadamente el 70 por ciento del gas que
se podría extraer, aún no se hace porque tecnológicamente todavía es mucho más difícil. Con ese poco que se extrae, le cambió la estructura de precios a Norteamérica, que ahora es el más barato del mundo, y en Nuevo León tenemos acceso a ese gas natural.

_¿Cuáles son las distintas vocaciones energéticas de los municipios en Nuevo León?

_En el estado, tenemos vocación para las tres, es decir, la eólica, la solar y la de hidrocarburos, esta es una gran ventaja; la política energética a nivel local, permite
promocionar distintas fuentes de energía, porque creemos que el tener un amplio portafolios, le da a Nuevo León seguridad energética.

Se debe tener, un paquete que optimice una serie de variables, que sean viables económicamente, que te permitan continuar con un modelo económico de crecimiento que sea sostenible en el tiempo, y se pueda financiar, además de que tenga respeto por el medio ambiente.

El gas de lutita, es el combustible de los jóvenes que están pensando en cómo le vamos a hacer en el futuro. Yo soy promotor de las energías alternativas, desarrollo de nuevas tecnologías y energías limpias, y para llegar ahí requerimos
de un combustible de transición y de un portafolios que nos de seguridad energética para ir caminando hacia allá.

_¿Ha habido acercamiento de empresas con interés de llegar al estado para participar en energías limpias?

_Hay muchas empresas evaluando cómo incorporarse al sector energético, unas con más experiencia que otras. Aquí los ayudamos con información técnica o cualquier cosa que necesiten, somos un lazo.

Sí hay un movimiento de evaluación de proyectos, por parte de estas empresas, no sólo de proyectos grandes sino de autoconsumo o de un grupo de colonias que se juntan para usar energía limpia.

_La meta de la Secretaría de Desarrollo Económico es atraer inversiones por 1,500 millones de dólares en proyectos energéticos, ¿cuántas empresas se instalarían en la entidad?

_Es una inversión grande e importante, pero es una meta que si trabajamos. como lo hacemos, y que si continua el interés que se abrió a partir de la Reforma energética, es una meta que vamos a lograr. Pero será por grandes y pequeños proyectos. Porque más allá de cuánta inversión generas, que también es importante, lo que te genera es todavía más impacto económico de capital humano, proveeduría y una cadena interminable de insumos.

¿Cuál es el beneficio para el ciudadano común el que Nuevo León se convierta en la capital energética de México?

_En primera, son los empleos que genera la industria de este tipo, que son muy bien remunerados y que son por grandes periodos, pero luego toda la cadena de suministro que se desarrolla alrededor de ésta, como publicistas, abogados, médicos, que no necesariamente están relacionadas directamente con la actividad de extracción.

Por otra parte, si se sustituye el combustóleo por gas natural, eso disminuirá los costos a la energía eléctrica y esto es un gran beneficio, tanto para la industria como para los pequeños negocios y las familias.

¿Cómo participan con el sector académico para abastecer la demanda?

_Ya estamos trabajando con ellos, siempre respetando los procesos de análisis para determinar qué carreras crear. Hay un conjunto de medidas con las cuales nosotros podemos apoyar, como consultar expertos del ramo que les pueda decir qué capital humano necesitan, además, hay que ver dónde se colocarán los egresados.

Ayudamos a que se relacionen esos dos mercados, la oferta académica de las universidades, con la demanda de técnicos y profesionistas de las empresas, y también en la parte técnica, para que consulten especialistas y desarrollen investigaciones. Nosotros estamos constantemente queriendo aprender más, por eso mantenemos canales de discusión, de temas analíticos, desde un punto de vista científico o académico.