Monterrey

Modificación a NOM aceleraría importación de gasolina al país

Luis González Villarreal, director de Petroland, informó que la norma tiene excepciones y en ésta entran Monterrey y su área metropolitana, Guadalajara y CDMX. 
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
12 julio 2017 7:55 Última actualización 12 julio 2017 7:55
Calumet y Flint Hills (FHR) son dos de las refinerías texana que enviarán producto a México por ducto, tren o pipas

Calumet y Flint Hills (FHR) son dos de las refinerías texana que enviarán producto a México por ducto, tren o pipas.

La modificación en la norma mexicana para combustibles, la NOM- 016, permite un proceso menos complejo para las refinerías de Estados Unidos y aceleraría el proceso de importación de combustibles al país, dijo Luis González Villarreal, director de Petroland.

“La norma tiene excepciones y en ésta entran Monterrey y su área metropolitana, Guadalajara y el Distrito Federal (Ciudad de México) pero para el resto del país (la norma) acaba de cambiar.

“La Comisión Reguladora de Energía (CRE) está realmente facilitando el que las gasolinas tengan un proceso menos complejo para la misma refinería”, mencionó.

Añadió que “esto va ayudar a que el precio sea más accesible porque se va a poder utilizar la misma infraestructura existente en Estados Unidos, es decir, que no se tendrá que destinar infraestructura específica y tiempo de refinación especial para el mercado mexicano.

“La gasolina que nos indicaba anteriormente la norma era una gasolina diferente a la del mercado de Estados Unidos, era muy fina, le llamaban gasolina boutique”, indicó.

La nueva normativa permite importar las mismas gasolinas que hay en el mercado de Estados Unidos avalados por la Environmental Protection Agency (EPA), detalló.

A finales del mes pasado, la CRE autorizó el aumento de un 5.8 por ciento a un diez por ciento el tope del contenido de etanol en las gasolinas que se consumen en el país, pese a la oposición de ambientalistas que han señalado que esto incrementará los niveles de contaminación en México.

En la exposición de motivos la CRE señaló que esa situación dejaba en desventaja a los expendedores establecidos en el país y representaba una barrera de entrada para quienes pretenden importar a territorio nacional las gasolinas utilizadas en Estados Unidos.

“La norma para las ciudades restantes, aún está en revisión”, mencionó el director de Petroland.

Reiteró que actualmente la importación de combustibles al país sólo se puede hacer a través de ferrocarril o transporte terrestre debido a la escasa infraestructura con la que se cuenta.

“La opción del ducto es la más económica y da garantía de abasto, hacerlo por tren se eleva 20 veces el costo respecto al ducto y por pipa tiene más trabas porque tiene mayores riesgos en el cruce”, explicó.

Mencionó que Petroland ya tiene convenio con las refinerías Calumet y FHR, en Texas, para realizar compras directas de gasolina, diésel, jet fuel y combustóleo, entre otros.

Esta última está en posibilidades de enviar el producto a través del poliducto Dos Águilas que construye desde Corpus Christi, Howard Energy Partners hasta Santa Catarina.