Monterrey

Luce pesada "la cuesta de enero"

El aumento del 4.2 por ciento en el salario mínimo equivalente a 2.81 pesos no es suficiente para que los regiomontanos sobrepasen "la cuesta de enero" . Los aumentos en la canasta básica , en la gasolina, el aumento del dólar, los pagos de tenencia, predial entre otros, podrían hacer de enero un mes difícil.
06 enero 2015 23:54 Última actualización 07 enero 2015 5:0
Billetes mexicanos en una cartera. (Arturo Monroy)

Peso mexicano

Para los regiomontanos la llamada “cuesta de enero” podría ser más pesada que en años anteriores, dado que enfrentan no sólo el pago de impuestos, sino que a ellos se suma el efecto de la depreciación del peso frente al dólar.

El dólar se encuentra a la venta en 15.15 pesos en las instituciones bancarias, contra cerca de los 13 pesos en que inició enero del año pasado. Esto supone una afectación en los precios de productos y servicios importados, que son habituales entre los consumidores locales.

A pesar de que el salario mínimo presenta un incremento del 4.2 por ciento, y se ubicó en 70.10 pesos diarios para la zona “A”, que identifica la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), esto representa apenas un aumento de 2.81 pesos, una cuarta parte de lo que cuesta un pasaje en el transporte urbano.

De acuerdo a un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de 1987 a 2014, en México, el precio de la Canasta Básica Recomendable (CAR), presenta un incremento del 4 mil 773 por ciento.

Dado que ésta ubica su precio en 192.52 pesos diarios; y bajo estos términos, el porcentaje de la canasta básica que se puede cubrir con el salario mínimo es apenas el 37 por ciento de ésta.

“Analizando ahora solamente lo que va de la gestión de Enrique Peña Nieto, el precio de la CAR aumentó 20.66 pesos, pasando de 171.86 a 192.52 pesos, mientras que el salario mínimo solo aumentó 2.53 pesos, lo que constituye una pérdida del poder adquisitivo del 7.24 por ciento en menos de dos años”, señala el estudio de la UNAM.

Aunado a esto, se suma los ya conocidos pagos del predial, refrendo y tenencia, que en el área metropolitana de Monterrey, cuyos precios varían dependiendo del tamaño de la propiedad y de las tarifas impuestas por los municipios, en el primero de los casos.

Mientras que los pagos relacionados con los vehículos, éstos se encuentran en función del modelo del automóvil.

A lo anterior se suma el incremento del 3 por ciento en las gasolinas y el diésel, que de acuerdo a las autoridades federales, será el único del año. Esto fija el precio de la Magna en 13.57 por ciento por litro, la Premium en 14.38 pesos y el Diésel en 14.20 pesos por unidad.

CASAS DE EMPEÑO HACEN SU “AGOSTO”

Por otro lado, en estas fechas, contrario a lo que sucede en diciembre con la llegada de los aguinaldos, el flujo de usuarios de las casas de empeño se incrementa, con el objetivo de capitalizarse y hacer frente a la “cuesta de enero”.

No obstante, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) advierte que son estos negocios los que manejan los intereses más altos en relación a sus préstamos prendarios.

“Hay que recordar que existen dos tipos de casas de empeño de acuerdo a su régimen de constitución: Las empresas privadas mercantiles y las Instituciones de Asistencia Privada, son fundaciones y asociaciones sin fines de lucro”, como el Monte de Piedad o Fundación Dondé, dijo la Condusef.

“La diferencia entre ellas es que las empresas privadas tienden a tener un costo anual total más alto que las Instituciones de Asistencia Privada. Además, de que pueden existir variantes en el esquema de cobro de intereses por día o mes.”, agregó la dependencia.

Por tal motivo, invita a los usuarios a que consideren este recurso como una de sus últimas opciones para financiar los gastos de la “cuesta de enero”.