Monterrey

La reforma fiscal de EU y su impacto hacia México

OPINIÓN. Dentro de las principales propuestas se encuentra la disminución de la tasa de impuestos corporativa de 35 a 20 por ciento, lo que le daría más competitividad a la economía estadounidense.
VISIÓN ECONÓMICA
​Jesús Garza
jgarzagg@gmail.com
07 diciembre 2017 10:3 Última actualización 07 diciembre 2017 10:3
Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

Esta semana la cámara de senadores de los Estados Unidos aprobó la reforma fiscal de ese país, propuesta desde su campaña por Donald Trump. En la versión del Senado se hicieron varias modificaciones con respecto a la propuesta en la cámara de representantes. El siguiente paso es la reconciliación de la nueva propuesta por ambas cámaras, lo que es probable se derive en su aprobación en las próximas semanas.

Dentro de las principales propuestas se encuentra la disminución de la tasa de impuestos corporativa de 35 a 20 por ciento, lo que le daría más competitividad a la economía estadounidense. Es muy probable que esta medida entre en vigor hasta principios de 2019. Lo anterior puede afectar a México por dos fuentes.

Primero, por la pérdida de competitividad en México cuando se implemente dicha medida. Existirán incentivos para la migración de empresas extranjeras desde México hacia Estados Unidos. Recordemos que la tasa de impuestos corporativos en México es del 30 por ciento y existe poco margen de maniobra para modificarla. Es decir, con precios del crudo en niveles bajos y el desplome de la producción de petróleo, el gobierno federal cuenta con pocas medidas para solventar los ingresos federales.

Si bien la reforma fiscal implementada en 2014 ha funcionado muy bien, aumentando la recaudación y por ende los ingresos federales, el 43 por ciento de la población es la única que contribuye con el erario. Se perdió una gran oportunidad de proponer una reforma integral donde se homologara el IVA a alimentos y medicinas y se redujera la dependencia de los ingresos del ISR.

Habrá que esperar si con las medidas anunciadas en Estados Unidos, el gobierno federal actúa de manera acorde y propone un sistema fiscal más justo y equitativo. Es muy improbable que esto suceda antes de las elecciones presidenciales del próximo año.

Segundo, si bien los mercados estadounidenses han reaccionado de manera favorable ante la nueva reforma fiscal, el beneficio hacia la economía de ese país puede ser menor al esperado. ¿Por qué? Estados Unidos se encuentra cerca del pleno empleo, es decir, su PIB real está muy cerca de su potencial, lo que indica que cualquier incremento en la actividad económico generará presiones inflacionarias. Ante ello, la Reserva Federal deberá continuar con el ciclo de alza de tasas en el país más rápido de lo esperado, con las consecuencias negativas que ello conlleva a la actividad económica.

Ante este escenario, México sufrirá ante un menor dinamismo de la economía del vecino país. Este año el sector manufacturero nacional ha destacado gracias a un mayor dinamismo del sector industrial estadounidense. Cualquier evolución económica de Estados Unidos tendrá un impacto adverso sobre la economía nacional.

El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.