Monterrey

La correlación entre el tipo de cambio y los precios del petróleo

OPINIÓN. Deja en evidencia que todavía existe un alto número de posturas especulativas en contra del peso.
ENTORNO 
MACRO-
ECONÓMICO

GABRIELA
SILLER
10 marzo 2016 9:34 Última actualización 10 marzo 2016 9:45
Gabriela Siller

Gabriela Siller

Desde el año pasado, la correlación entre el tipo de cambio y los precios del petróleo se ha incrementado de forma sostenida, debido al riesgo que los bajos precios del crudo representan para las finanzas públicas de varias economías emergentes. El peso mexicano, al ser una de las divisas más operadas en el mercado cambiario y la más liquida de las divisas latinoamericanas, ha sido también una herramienta para especular sobre los crecientes riesgos para el crecimiento económico global. En este contexto, el tipo de cambio alcanzó un máximo histórico de 19.4448 pesos por dólar el día 11 de febrero, al mismo tiempo que el WTI tocó un mínimo de 26.05 dólares por barril, no visto desde 2003.

Es importante destacar que entre los precios del petróleo y el tipo de cambio no solo existe una correlación, la cual por su definición implica movimientos en el mismo sentido o sentido inverso, pero de forma simultánea, también existe una relación causal y es posible identificar la manera en que los movimientos en el precio del petróleo causan apreciaciones o depreciaciones del peso frente al dólar. Haciendo un ejercicio econométrico, fue posible encontrar que una caída en el precio del WTI hasta los 20 dólares por barril, llevaría al tipo de cambio a un nivel de 20 pesos por dólar, lo cual se volvió menos probable después de que la Comisión de Cambios adoptara un mecanismo de intervenciones discrecionales, a la par de una subida de la tasa de referencia a 3.75 por ciento por parte de Banco de México.

En el sentido contrario, una recuperación del WTI hacia un nivel de 33 dólares por barril, llevaría al tipo de cambio hacia el nivel clave de 18.00 pesos por dólar, lo cual se cumplió durante la semana del 21 al 25 de febrero. De ese punto en adelante, se volvió altamente probable que el precio del WTI alcanzara un canal de resistencias entre los 37 y 38 dólares por barril, llevando al tipo de cambio a niveles cercanos a 17.50 pesos por dólar. No obstante, aunque el petróleo si ha alcanzado los niveles esperados durante la semana pasada, el tipo de cambio no ha logrado perforar la barrera de 17.70 pesos por dólar.

La permanencia del tipo de cambio en niveles por arriba de 17.70 pesos por dólar, lejos de deberse a una menor correlación y causalidad entre el tipo de cambio y los precios del petróleo, deja en evidencia que todavía existe un alto número de posturas especulativas en contra del peso.

Con datos al inicio de marzo, las posturas especulativas netas en el mercado de Chicago a la espera de una depreciación del peso frente al dólar se colocaron en 56 mil 473 contratos, lo cual se mantiene por arriba de la media de los últimos 12 meses, en los cuales el peso ha pasado de 15.47 pesos por dólar a 17.76 pesos por dólar, acumulando una depreciación de 14.77 por ciento.

Además de que la especulación en contra del peso continúa vigente, la debilidad de la divisa podría deberse cada vez menos a factores externos como el riesgo de un crecimiento global desacelerado y cada vez más a un deterioro del marco estructural de México.

Durante las últimas cuatro semanas, la atención de los mercados comenzó a enfocarse en la sustentabilidad de las finanzas públicas, con un déficit fiscal que supera el 3 por ciento del PIB desde 2014, mayores riesgos de traspaso del tipo de cambio a la inflación y un recorte del 22 por ciento del gasto programado de Pemex para el año en curso, aunque sin la transparencia anticipada por los inversionistas en cuanto a la estructura laboral de la empresa productiva del estado.

A comienzos de marzo el canal del tipo de cambio entre 17.70 y 18.00 pesos por dólar, se ha consolidado debido a la falta de incentivos del mercado para tocar niveles más bajos. Hacia adelante la publicación de nuevos indicadores económicos desfavorables y la cercanía del anuncio de política monetaria de la Reserva Federal podrían incrementar la demanda por dólares a lo largo del mercado cambiario, poniendo fin a un episodio de correcciones que pudo haber llevado al tipo de cambio a niveles de comienzo del año.

* Economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.