Monterrey

Impulsará Reforma Energética
sector inmobiliario

La firma Colliers International Monterrey afirma que para el presente año, se espera que el sector inmobiliario a nivel nacional registre un crecimiento superior al de la economía mexicana, con un alza cercana al 7 por ciento respecto al cierre del 2013.
Arturo Bárcenas
22 mayo 2014 22:29 Última actualización 23 mayo 2014 5:0
Monterrey

La parte comercial se verá beneficiada, exponen. (Tomada de internet)

MONTERREY.- Una vez que sean aprobadas las leyes secundarias de la Reforma Energética, se espera la llegada de empresas internacionales de este sector, no solamente a Nuevo León, sino en todo México, sobre todo en aquellos estados en los que se pueda desarrollar esta industria, factor que impulsará al sector inmobiliario.

Lo anterior implicará una fuerte demanda por espacios para oficinas y terrenos que necesitarán las empresas para instalar sus plantas, además de que traerán personal que requerirá de una vivienda, señalaron especialistas inmobiliarios.

Así, para el presente año, se espera que el sector inmobiliario a nivel nacional registre un crecimiento superior al de la economía mexicana, con un alza cercana al 7 por ciento respecto al cierre del 2013.

“Este año la perspectiva para el sector inmobiliario es positiva y esperamos una mejora de dos dígitos en comparación al año pasado, con alrededor de un 10 por ciento de más cierres de operaciones de compra-venta”, señaló Sergio Resendez, director de Colliers International Monterrey.

Destaca que, “los últimos reportes que tenemos de la economía americana, con la cual tenemos estrecha relación, nos anticipan una mejoría importante. Los principales mercados norteamericanos como Chicago, Atlanta, Houston, Cleveland, entre otros, nos presentan un incremento de la actividad industrial y esto, sin duda, se verá reflejado en Monterrey y su área metropolitana”, indicó.

Gonzalo Gutiérrez, director de Cushman & Wakefield, señala que “varias empresas ya han mostrado su interés en localizarse en el área metropolitana de Monterrey, demandando espacios de oficinas, así como espacios industriales, factores que detonarán la demanda de espacios residenciales para la gente que vendrá a trabajar a la región.

La parte comercial se verá beneficiada al haber una mayor derrama económica de la población, que demandará mayores servicios y productos”, explica.

Indica que el mercado de bienes raíces de Monterrey mantendrá la diversificación con una mayor base de inquilinos ubicados en edificios, y es probable que se beneficie del aumento de la liquidez de las empresas mexicanas y del mayor apetito de los inversionistas extranjeros.

Bajo la visión de Resendez, “la Reforma Energética cambiará de manera radical la forma en que el sector inmobiliario se venía desempeñando porque con ella, arribará una serie de capitales de manera importante y es una industria como pocas para México, será algo nuevo para el país, pero, las experiencias en ciudades con actividad energética como Denver, Houston, Calgary, Dallas, Alberta, Toronto entre otras, le serán de mucha ayuda a México.

“Para México vendrán otras zonas de explotación inmobiliaria, nuevos prestadores de servicios, en fin, es toda una industria de amplio capital que vendrá a tratar de participar en el sector, si las leyes secundarias vienen en el sentido en el que fueron planeadas”, agregó.

POSITIVO DESEMPEÑO DEL SECTOR EN NUEVO LEÓN

Respecto al desempeño que presentó el sector en Nuevo León durante el año pasado, los especialistas consideran que en general éste fue bueno, pues registró una evolución aceptable en casi todos los sectores con relación al 2012.

“Sin duda alguna el año pasado fue muy activo para el sector, la llegada de los Fideicomisos en Bienes Raíces (FIBRAS) le dieron un impulso importante a las inversiones en naves industriales, edificios de oficina y centros comerciales en los principales mercados del país”, señaló Gutiérrez.

Aunado a lo anterior, también se registró la sostenida llegada de capital extranjero, invirtiendo en proyectos industriales estratégicos, no sólo en el sector automotriz, sino en electrónica, acero y alimentos.

Agregó que en el sector de oficinas también se ha visto una importante migración de muchas empresas de los espacios de primera generación o de zonas no estratégicas en la ciudad hacia los nuevos edificios, modernos y con marcada tecnología en sus sistemas, y con el ingrediente de mayor seguridad.

Un reporte de Cushamn & Wakefield señala que con respecto al volumen de transacciones que se efectuaron en 2013, se logró una actividad de 5.2 millones de pies cuadrados, operaciones en arrendamiento en su mayoría, pero también operaciones relevantes en compra como la de Tubacero y la de Mondelez en el Interpuerto.
Lo anterior nos trae como resultado un incremento anual de 9.7 por ciento en comparación con lo realizado en el año 2012.

Para el mercado inmobiliario industrial de Monterrey, el desarrollo de nuevas naves industriales refleja la confianza de los inversionistas y la tendencia de que el mercado mantendrá una actividad importante.
Resendez comentó que el año pasado fue marcado por el tema de las Reformas Estructurales en México y el cambio de mandos en la Reserva Federal en los Estados Unidos.

Fue un año flojo en relación a la baja de crecimiento que presentó el país, pues los industriales detuvieron o pospusieron sus inversiones hasta que se conocieran las reglas del juego, que principalmente la reforma fiscal trajo consigo”, señaló.

Para este año, se espera que el sector mantenga un ligera tendencia al alza, aunque dada la sobre oferta que existe en los espacios para oficinas, aunado a las nuevas construcciones que entrarán en operación a partir el próximo año, se prevé una ligera caída en los precios de renta de este segmento.

“Hablando del mercado de Monterrey, podemos decir que tanto el sector de oficinas como el industrial mantendrán su dinámica y seguiremos viendo inversión extranjera llegar a Monterrey.

“Actualmente se manejan algunos proyectos ya en cocimiento que arrojarán buenas ventajas para la creación de empleos y atracción de más negocios relacionados”, comentó Gutiérrez.

Gerardo Ramírez Barba, director de la región norte en México de Jones Lang LaSalle, indicó que “para el 2014 se tiene una perspectiva positiva en general para todo el sector inmobiliario, sin embargo éste podrá tomar mayor dinamismo dependiendo del gasto del gobierno y de si más empresas deciden instalar oficinas o plantas en la región”.

Para Colliers International este año será el de la transición que dependerá mucho de la reglamentación secundaria de las reformas, el incremento del gasto público y de la mejora de la economía americana.
“Habrá un crecimiento leve en el número de las operaciones. El sector industrial se seguirá recuperando poco a poco y presentimos que empezará de nuevo la inversión en edificios de inventario. En el sector de oficinas esperamos una baja de precios por la alta disponibilidad de espacios aún y cuando se mantiene la demanda. En el sector de comercio veremos la entrada de nuevas franquicias a Monterrey y la consolidación de los submercados dentro del área metropolitana”, comentó Resendez.

Ramírez Barba señaló que hoy en día en el área metropolitana de Monterrey se encuentran en sus diferentes etapas alrededor de 50 proyectos inmobiliarios los cuales algunos están prácticamente terminados, otros están en bosquejo y algunos más están en algún proceso intermedio.