Monterrey

IEPS a bebidas redujo 0.5% la ingesta calórica: Refresqueras

La Anprac señala que los mexicanos dejaron de consumir sólo entre seis y diez calorías diarias.
SONIA CORONADO
scoronado@elfinanciero.com.mx
15 enero 2016 8:59 Última actualización 15 enero 2016 9:14
Refresqueras

GREMIO. La Anprac aglutina a las principales embotelladoras como FEMSA, Arca Continental, Pepsi, Peñafiel, Fersan, Nayar, Jarochito, Consorcio Aga y Bepensa.

La Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (Anprac) cuestionó los resultados de la aplicación del IEPS a bebidas azucaradas, pues de acuerdo con estudios realizados por el ITAM, Colmex y la UANL, señalan que la ingesta calórica se redujo sólo entre seis y diez calorías diarias, es decir, menor al 0.5 por ciento del total consumido.

“Ha habido diferentes estudios que están tomando como base el cómo ha evolucionado la efectividad del impuesto después de que entrara en vigor el IEPS a la bebidas saborizadas, y parte de lo que ellos concluyen es que no están afectando a la ingesta calórica de una manera relevante, dado que ha habido una disminución de alrededor de 10 calorías y es muy poco en relación a las calorías promedio diario que consume un mexicano, que es de tres mil calorías”, dijo Jorge Terrazas, director de Anprac, también conocida como Industria Refresquera Mexicana.

El estudio fue realizado con motivo del segundo año de la entrada en vigor del impuesto de un peso por litro a refrescos y bebidas saborizadas.

La Anprac aglutina a las principales empresas embotelladoras de refrescos, aguas, jugos, tés, como FEMSA, Arca Continental, Pepsi, Peñafiel, Fersan, Nayar, Jarochito, Consorcio Aga y Bepensa, entre otros.

“(El IEPS) no está teniendo el efecto esperado según el trabajo del ITAM y según el estudio del Colmex (Colegio de México) está afectando a las clases pobres, es regresivo, está generando un problema en el ingreso, y además no está afectando la ingesta calórica. La UANL nos comenta algo similar, por lo que estas tres investigaciones nos dicen que no se está moviendo la aguja”.

Agregó que los estudios concluyen que el efecto ha sido contrario, pues se afectó el gasto total de los hogares mexicanos, especialmente el de los sectores más bajos. Al comparar el gasto en bebidas respecto al ingreso total del hogar, vemos que estos representan cerca de 7 por ciento y de acuerdo con el COLMEX, en 2014, los consumidores pudieron comprar 3 por ciento menos de su canasta básica alimentaria derivado del aumento de precios.

Terrazas dijo que la industria refresquera en México siempre ha estado dispuesta a colaborar en favor de una solución integral que combata a la obesidad.

“Eso es lo que vemos hasta ahorita, seguimos insistiendo en que hay que darle tiempo, no debemos sobrevalorar un solo instrumento, como es la parte fiscal en este caso, para poder tener eficacia en una política pública que tiene diferentes componentes.

“Hay diferentes factores que inciden en el combate a la obesidad, no sólo uno, lo que queremos hacer es trabajar a favor de una solución integral, la obesidad es un problema complejo de largo plazo, hay muchos elementos que lo componen y hacia allá queremos colaborar como industria”, señaló el directivo.

Agrego que durante el primer año, el volúmen cayó 1.9 por ciento, pero que en 2015 comenzó a recuperarse, “se regresa al consumo habitual, porque el primer efecto importante inmediato fue en precios”.