Monterrey

Homologan salario mínimo con tintes políticos: Coparmex

José Mario Garza Benavides, director de Coparmex Nuevo León, consideró que la homologación al salario mínimo en México tiene más tintes políticos que económicos, debido al poco crecimiento nacional.
Sonia Coronado
29 septiembre 2015 21:28 Última actualización 30 septiembre 2015 5:0
Coparmex Monterrey. (El Financiero)

El sector patronal resalta la falta de condiciones económicas favorables para realizar la modificación. (El Financiero)

MONTERREY.- La homologación al salario mínimo en México tiene más tintes políticos que económicos, pues se hace en un entorno de poco crecimiento del país, dijo José Mario Garza Benavides, director de Coparmex Nuevo León.

“La homologación ocurre pese a que no hay condiciones económicas favorables, tenemos una tasa de crecimiento económico que cada mes es modificado a la baja, tanto para este año como para el 2016, consideramos que esta decisión obedece más a posiciones políticas que a razones económicas”, dijo.

Señaló que las autoridades deben de incentivar al sector productivo para que a su vez, éste genere un mayor número de empleos.

“Lo que necesita el país es generación de empleo, más en estados como los del sur del país donde la informalidad laboral alcanza niveles del 80 por ciento. Necesitamos incentivar a la planta productiva, no este tipo de decisiones”, resaltó.

La Secretaría del Trabajo dio a conocer el pasado lunes la homologación del salario mínimo a 70.1 pesos diarios en todo el país y desaparece el área geográfica B.

Dijo que el alza de 1.83 pesos a la percepción mínima no representará un impacto negativo para las empresas debido a que un bajo porcentaje de los registrados ante el IMSS recibía como pago diario 68.28 pesos.

“No estimamos un impacto para los empresas de Nuevo León, debido a que en el estado solo 202 personas, de los 1.42 millones de trabajadores que hay en el Estado inscritos en el IMSS están registradas con un salario mínimo, es decir, la mayoría de los trabajadores en la entidad ya ganan por encima de los 70.1 pesos diarios, que es el salario al que se homologaron las zonas geográficas A y B”, explicó

Agregó que en la entidad “hay una alta responsabilidad de parte del sector patronal de pagar a los trabajadores en base a su productividad, que la mayoría de ellos gana por encima de los tres salarios mínimos diarios”.

Señaló que aunque para las empresas implica un costo el ajustar el salario, esto no tiene un efecto ya que puede ser deducido ante la Secretaría de Hacienda.

“Las empresas sólo pueden reducir sus costos siendo más eficientes y productivos. La crisis ya nos ha obligado a eso. En el caso de las empresas de Nuevo León, no prevemos un efecto negativo porque muy pocos trabajadores se encuentran ganando menos de 70.1 pesos diarios”, resaltó.

Dijo que de acuerdo con datos más recientes obtenidos del IMSS, un 91 por ciento de los trabajadores inscritos son del Área Metropolitana de Monterrey, y sólo 9 por ciento de los trabajadores se ubica en zona geográfica B, “pero insistimos, aun y esos trabajadores ya ganan por encima de los 70.1 pesos diarios, los patrones los tienen inscritos por encima de un salario mínimo”.

Por su parte, Alejandro Torre Martínez, secretario del Trabajo en el estado, explicó que debido a que el universo de empleados registrados con el salario mínimo es limitado, esto no representa un impacto para las empresas, además de que en la mayoría de estos casos, las compañías compensan al empleado con incentivos y esquemas de productividad.

Mencionó que no hay un oficio en específico que reciba la menor percepción, sin embargo ayudantes generales y de restaurantes entran en estos rubros.