Monterrey

Guanajuato tumba a NL en actividad económica

El Inegi dio a conocer el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal en el que se destaca que Guanajuato desbancó a Nuevo León del primer lugar en la contribución al crecimiento total real del país.
Arturo Bárcenas/ Daniel Anguiano
29 octubre 2015 19:54 Última actualización 30 octubre 2015 5:0
Armadora. (Bloomberg)

El principal factor que impulsa el crecimiento de Guanajuato es la inversión automotriz que está recibiendo. (Bloomberg)

MONTERREY.- Luego de cuatro trimestres consecutivos en los que Nuevo León lideró la contribución al crecimiento total real a nivel nacional del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE), en el periodo abril-junio de este año fue destronado por Guanajuato de la posición de honor en este rubro.

De acuerdo a los resultados del ITAEE para el segundo trimestre del año publicados por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), este indicador registró un alza de 2.2 por ciento a nivel nacional respecto al mismo periodo del 2014.

Así, con una participación de 0.38 puntos base, Guanajuato lidera en este trimestre la contribución al crecimiento total de este parámetro, desplazando a Nuevo León al segundo sitio, con 0.33 puntos base.

El organismo explicó que este indicador ofrece un panorama sobre la evolución económica de las entidades federativas del país y las contribuciones de cada estado se obtienen ponderando las tasas de crecimiento con la participación que cada entidad tiene en el indicador total.

Abel Hibert, director de Posgrado de la Universidad Metropolitana de Monterrey (UMM) y ex Presidente del Colegio de Economistas de Nuevo León, señaló que “ciertamente hay estados que están creciendo más que Nuevo León, pero son entidades más pequeñas. A diferencia de Aguascalientes, Baja California, Guanajuato, Querétaro, Quinta Roo, son estados que el impulso de la industria automotriz ha sido muy importante.

“En el caso de Nuevo León, lo que le pudo haber afectado son las actividades primarias, donde tuvo una caída bastante fuerte, del 15 por ciento con respecto al mismo trimestre del año pasado, no sé si sea por causa de algún producto estacional que se siembra aquí en el estado”, indicó.

Desatacó que, “la parte importante para nosotros es de manufacturas, actividades secundarias y terciarias, en las secundarias se creció 4.8 por ciento.

“El alto crecimiento que ha tenido Guanajuato es por todas las inversiones importantes que ha recibido la industria automotriz; ahí está General Motors, Honda, Volkswagen, Audi; eso es lo que hace que se distinga el Estado”, detalló.

Durante el segundo trimestre del año, Nuevo León registró un crecimiento, con cifras desestacionalizadas, en el ITAEE de 0.5 por ciento respecto al trimestre previo y de 4.4 por ciento con relación al mismo periodo del año pasado, mientras que los de Guanajuato fueron de 2 y 9.1 por ciento, respectivamente.

Este es el desempeño más débil que ha registrado Nuevo León en los últimos trimestres, tanto en su crecimiento anual como en su contribución al total nacional en la actividad económica.

A partir del segundo trimestre del año pasado, la entidad empezó a liderar las contribuciones de la actividad económica nacional, con una participación de 0.23 puntos base en esa ocasión, manteniendo esta posición en los siguientes tres trimestres con 0.35, 0.40 y 0.46 puntos base.

CAINTRA LO VISLUMBRÓ

El débil desempeño de este trimestre ya había sido previsto por la Caintra, que en los meses de julio y agosto había previsto una contracción en la actividad económica.

“El entorno internacional adverso ha comenzado a tener un impacto sobre la actividad manufacturera en Nuevo León. La volatilidad del tipo de cambio avanzó como el segundo factor que obstaculiza las operaciones de las empresas”, señaló el organismo en sus expectativas del mes de julio.

Dijo que en cuanto a la producción, continúa el crecimiento pero a un menor ritmo, pues el índice de volumen físico se encuentra en los 51.08 puntos, menor a los 51.53 de junio, por lo que las empresas redujeron su capacidad utilizada, cuyo índice acumula dos meses en contracción.

En agosto, el sector industrial presentó una contracción aún más aguda, que de acuerdo a los empresarios, se debió a la volatilidad del tipo de cambio, la menor demanda externa y “el entorno internacional adverso.

Por último, Hibert dijo que “no veo mal los datos para Nuevo León, si tomamos en cuenta que la expectativa de crecimiento para la economía en general era menor al del año pasado y la disminuyó ligeramente su crecimiento, pero es superior al de la media nacional”.