Monterrey

Golpearán al ciudadano en el 2017, el Gobierno Federal, Estatal y Municipal

Opinión. Los Diputados locales de Nuevo León les sirvieron con la cuchara grande, y además de incrementarles los valores catastrales, en porcentajes de hasta casi 100 por ciento.
COMENTARIO ECONÓMICO

MARCO A. PÉREZ VALTIER
mperezv@perezgongora.com
21 diciembre 2016 12:42 Última actualización 21 diciembre 2016 12:50
Marco A. Pérez Valtier

Marco A. Pérez Valtier

Con muy malos augurios para la economía familiar arribará el año
nuevo, ya que los tres órdenes de Gobierno se pusieron de acuerdo
para golpear de manera simultánea el bolsillo de los ciudadanos, por lo
que el próximo año va a ser todo, menos Feliz.

Si empezamos con los Municipios, los Diputados locales de Nuevo León les sirvieron con la cuchara grande, y además de incrementarles los valores catastrales, en porcentajes de hasta casi 100 por ciento, que son la base para determinar el monto del impuesto predial a pagar, autorizaron un incremento del 50 por ciento a la tasa del Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI) que ni siquiera habían solicitado!!

También nuestros Diputados locales traicionaron al pueblo y le dieron
TODO lo que pidió el Ejecutivo Estatal, incluyendo INCUMPLIR no solo
una promesa de campaña, sino UNA LEY ya aprobada, que reduciría al
50 por ciento el cobro de la tenencia para el 2017, modificándola a pesar de ser ya una cosa acordada y legislada, en perjuicio de la economía familiar.

Crearon nuevos Derechos dizque para “proteger” a los animales, autorizando cobros desproporcionados muchísimo muy superiores al costo real de proporcionar el servicio, que si bien se enfocan a las clínicas veterinarias y a quienes venden y entrenan mascotas, los cobros muy bien podrían alcanzar a todo propietario de mascotas, autorizaron también nuevos impuestos, como por adquirir fichas para jugar en los Casinos, y aumentaron en 50 por ciento el impuesto al hospedaje.

Lo peor de todo, es que esto lo hicieron dentro de un presupuesto
Federal que NO incluye menores participaciones federales para el Estado, es decir, los mayores impuestos y derechos locales NO serán para sustituir un faltante de ingresos provenientes de la Federación, sino para pagar MAYORES GASTOS!! y todavía nos quieren contar el cuento de que están ahorrando, sí, seguramente.

Otro agravante, es que el destino del mayor gasto no se ve en donde va a parar, ya que no hay NINGUNA NUEVA obra de infraestructura que
se vaya a realizar, es decir, se privilegia el gasto corriente, bajo amenazas de que si no se aprueba, no puede haber SEGURIDAD.

Por su parte, la Federación nos golpeará con un brutal gasolinazo por
ahí de febrero, cuando se “libere” el precio, esto aunado a los mayores
costos del gas y la luz, pero la cereza del pastel vendrá por efectos “macroeconómicos” adversos, como las mayores tasas de interés que encarecerán el pago de los créditos, y la transmisión de la devaluación a los precios de los bienes y servicios, redondeando un golpe letal a la economía familiar.

Todo esto en un entorno económico adverso, afectado por el efecto
“Trump”, que ya deja sentir sus efectos negativos en el ambiente financiero y de los negocios, por lo que tenemos que apertrecharnos para el embate que viene. Austeridad y frugalidad, serán virtudes
importantes para el año que viene.

* El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.