Monterrey

Gobiernos socialmente responsables

OPINIÓN. Debe ser su principal promotor, haciendo lo que le corresponde, y generar los incentivos necesarios y adecuados para que crear una sociedad socialmente responsable.
ECOLOGÍA
SOCIAL

ANTONIO
TAMAYO NEYRA
11 marzo 2016 11:7 Última actualización 11 marzo 2016 11:16
Antonio Tamayo Neyra

Antonio Tamayo Neyra

El concepto de Responsabilidad Social es generalmente aplicado a las empresas, y con cierta regularidad se aplica también al individuo, pero; y el gobierno como también un elemento clave en toda sociedad: ¿Debe ser también socialmente responsable?

La pregunta para alguien puede ser obvia, sin embargo para otros puede ser sorprendente como me sucedió hace tiempo con alguien que es conocido como especialista en este tema.

El comentario surgió al cuestionarse cuáles son los deberes principales de una entidad de gobierno, o dicho en otras palabras; ¿Para qué sirve un gobierno?

Y sin entrar en cuestiones dogmáticas ni en términos ideológicos de izquierdas o derechas, me atrevo a decir que cualquiera está de acuerdo en que mínimamente el gobierno sirve para mejorar la calidad de vida de la población, entendiendo esto que cuente con las condiciones mínimas en términos económicos, o inclusive como lo dice la propia constitución de Estados Unidos, que la función del gobierno es que todos los habitantes alcancen la felicidad, sin especificar que significa esta última.

En cualquier caso y sin entrar en terrenos filosóficos, si entendemos como la función principal del gobierno el de preocuparse por el bienestar socioeconómico de la población, considero que tiene por su propia razón de ser la responsabilidad social como su responsabilidad básica, y ahondando más, que los otros actores sociales, empresas e individuos, cumplan también su responsabilidad social.

En otras palabras debe ser socialmente responsable y ser su principal promotor, haciendo lo que le corresponde, y generar los incentivos necesarios y adecuados para que crear una sociedad socialmente responsable, aunque suene redundante.

Ejemplos de ese actuar responsable se puede ver relativamente fácil en los gobiernos de los países nórdicos como Suecia y Dinamarca, en donde sus gobernantes y sus leyes han gestado unas sociedades donde las leyes son adecuadas a su mentalidad e idiosincracia, y prácticamente toda la población cumple con sus deberes sociales.

Japón es otro país donde también se puede observar esa responsabilidad social en acción; y en todos estos casos mencionados su calidad de vida es en términos generales mejor que en el resto de los países.

Recordemos que estas actuaciones de gobierno se remontan a la época de Platón y de Aristóteles, cuando ellos usaron el término política como esa acción que busca el bienestar común de todos los ciudadanos. Luego entonces puede interpretarse que la política es el cómo poner en operación esa responsabilidad social.

Puede que esto último pueda sonar utópico, pero creo que vale la pena considerar que la Utopía como la concibió Tomás Moro hace cinco siglos, y antes Platón en la República, 500 años antes de Cristo, pensaban ya en una sociedad donde todos sus participantes consideran el bien común. Y quien sabe; tal vez algún día la utopía deje de serlo, y sea una plena realidad.

Seguiremos platicando ….

* http://ecologiasocial.com.mx/
Blog: http://atamayon.blogspot.com

placeholder
Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.