Monterrey

Gasolineros, en riesgo de perder su franquicia

Motivo. Negarse a la verificación de las bombas despachadoras por parte de Procuraduría Federal del Consumidor amerita la cancelación.
SONIA CORONADO
scoronado@elfinanciero.com.mx
05 julio 2016 9:19 Última actualización 05 julio 2016 9:21
GASOLINAZO

GASOLINAZO. La Secretaría de Hacienda decretó recientemente un incremento a las gasolinas en México.

Por lo menos unos siete grupos gasolineros de Nuevo León podrían estar en riesgo de la cancelación de su franquicia con Pemex por negarse a la verificación de sus unidades por parte de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Entre las compañías regiomontanas que han rechazado el proceso de verificación están: Gas Nuevo Milenio, GyG Gasolineros, Administradora y Controladora de Carburantes, Grupo Operador de Minigasolineras, Estación El Alto, Mini Express Churubusco y Petromax.

La Profeco dijo que en los últimos 18 meses , “15 gasolineras (en el país) se han negado reiteradamente a recibir las visitas de verificación de la Profeco y tienen un expediente sólido que demuestra una negativa consistente, por lo cual están en condiciones para que se inicie ante Pemex un procedimiento de cancelación de franquicia”.

Dijo que unas 117 mangueras de despacho de gasolina han sido inmovilizadas por la Profeco en Nuevo León, por alteraciones electrónicas, despachar litros incompletos y tener deficiencias evidentes en las condiciones de seguridad de la bomba, de acuerdo al Programa Nacional de Acciones de Verificación a Gasolineras.

Entre ellos están: Servicios Gasolineros de México (Oxxo Gas), Orsan del Norte (Orsan), Petromax (Petro 7) y Gas Nuevo Milenio (Gas Milenio), entre otras.

La Procuraduría Federal del Consumidor implementó mil 621 acciones de verificación en un igual número de estaciones de servicio en todo el país, quedando inmovilizadas 2 mil 736 mangueras de despacho por diversas irregularidades.

Uno de los modus operandi que ha sido detectado por la Profeco consiste en que el despachador de combustible no borra de la bomba la operación anterior hecha a un cliente, para que al siguiente se le descuente, así los litros abastecidos serán menos y el monto ‘no despachado’ será la ganancia para el operador o la gasolinera.

“La Procuraduría Federal del Consumidor ha reforzado sus acciones de verificación en gasolineras de todo el país para garantizar que se respeten los derechos de los consumidores y hasta el pasado 30 de mayo ha implementado mil 621 acciones de verificación en un igual número de estaciones”, detalla el ente verificador.

Apenas el pasado 29 de junio la Secretaría de Hacienda determinó un nuevo incremento en las gasolinas Premium y Magna del 2.4 y 1.8 por ciento, respectivamente, para comercializarse en 14.37 y 13.40 pesos.
De acuerdo con analistas, se espera un nuevo aumento similar para el mes de agosto.