Monterrey

Finanzas digitales y su impacto en economías emergentes

Opinión. De acuerdo al Fondo Monetario Internacional se espera que en el 2020 las economías emergentes representen el 85 por ciento de la población global, por lo que asignarles recursos representa una opción atractiva para obtener rendimientos altos.
OPINIÓN ACADÉMICA

TECNOLÓGICO DE MONTERREY

ALICIA GALINDO MANRIQUE
​alicia.galindo@itesm.mx
31 octubre 2016 9:11 Última actualización 31 octubre 2016 13:2
Alicia Fernanda Galindo Manrique

Alicia Fernanda Galindo Manrique

Un estudio realizado por el Mc-Kinsey Global Institute determinó que más de 2.5 billones de individuos y 200 millones de empresas micro, pequeñas y medianas en los mercados emergentes, no tienen acceso a
servicios financieros de ahorro y crédito. Este problema representa un área de oportunidad en donde la solución podría estar en el uso de telefonía móvil y datos de información. Las finanzas digitales, como pagos y servicios financieros realizados a través de teléfonos celulares
con acceso a internet, podría transformar la vida económica de las personas, negocios y gobiernos. De acuerdo al Banco Mundial, las finanzas digitales generan una gran oportunidad para la inclusión financiera y la expansión de servicios básicos.

El Banco Mundial indica que cerca del 50 por ciento de la población de países en desarrollo cuenta con un teléfono celular.

Los beneficios se pueden extender en formas innovadoras de proveer servicios, incluyendo el uso de dinero electrónico dando apertura a oportunidades de obtener créditos, seguros, ahorros y educación financiera. Individuos que antes eran excluidos por falta de forma de acceso, ahora podrán gozar de servicios de transferencias de dinero, microcréditos y seguros.

¿Por qué voltear a ver a los mercados emergentes? Porque han mostrado un crecimiento constante en tamaño, influencia e integración económica. De acuerdo al Fondo Monetario Internacional se espera que en el 2020 las economías emergentes representen el 85 por ciento de
la población global, por lo que asignarles recursos representa una opción atractiva para obtener rendimientos altos.

Las finanzas digitales potencializan los beneficios económicos. En un estudio, el Banco Mundial analizó siete países con mercado emergente: Brasil, China, Etiopía, India, México, Nigeria y Paquistán. Se halló que el uso de las finanzas digitales podrá incrementar el PIB hasta en un 6 por ciento, o un total de 3.7 trillones de dólares hacia el 2025. Esta inyección de capital podría crear 95 millones de empleos, beneficiando
también a los accionistas. Además, personas alejadas de la banca tradicional podrían tener acceso a ella y los préstamos incrementarían junto con la base cautiva. Los gobiernos también obtendrían beneficios
del nexo del ingreso en el sistema bancario mejorando la recaudación
de impuestos. Esto, independientemente de la formalidad de los negocios y su tamaño. Actualmente, más del 60 por ciento de los residentes de países con mercados emergentes tienen acceso a internet y cobertura 3G y 4G en incremento.

Cerca del 80 por ciento de adultos, en el 2020, tendrá acceso a teléfonos inteligentes, mientras que solo el 55 por ciento tendrá acceso a servicios financieros, de acuerdo al informe presentado por el Banco Mundial en 2016. En México, de acuerdo a investigaciones del INEGI en el 2015, el 57.4 por ciento de la población de seis años o más usa datos de internet. Aproximadamente el 39.2 por ciento de los hogares del país tiene conexión a internet y 77.7 millones de personas usan celular, de los cuales, dos de cada tres cuentan con teléfono inteligente. Con base en estos datos la posibilidad de hacer negocios rentables es latente. Considerar al 42.6 por ciento de la población que no tiene acceso a internet, a quienes se le podría ofrecer servicios financieros digitales, representa una oportunidad de negocios única. La tendencia ganadora en cuanto a oportunidades de inversión y crecimiento son las finanzas digitales en mercados emergentes que permiten a los individuos, negocios y gobiernos realizar transacciones a bajo costo y eficientemente. Las oportunidades de mercado son altas, sobre todo, para empresas en los sectores financieros de telecomunicaciones y también para las “startups” de tecnología financiera. Vale la pena poner atención a este concepto que generará ganancias económicas.

Para esto se requiere que los gobiernos y líderes empresariales realicen esfuerzos coordinados para mejorar la infraestructura móvil y transferencia de datos; crear un ambiente dinámico de servicios financieros y productos digitales que puedan responder a las necesidades de los individuos; y negocios pequeños y que agreguen valor a las herramientas informales que se utilizan hoy en día.

La autora es profesora del Departamento Académico de Contabilidad
y Finanzas del Campus Monterrey.
 

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.