Monterrey

Exigen cancelar proyecto de Monterrey VI

Por considerar que el proyecto Monterrey VI está plagado de irregularidades financieras, ecológicas y legales, dirigentes de once organismos de la sociedad civil exigieron la cancelacipon de la obra.
Juan Antonio Lara
04 diciembre 2014 21:39 Última actualización 05 diciembre 2014 7:0
Monterrey VI. (El Financiero)

Monterrey VI. (El Financiero)

MONTERREY.- Por considerar que el proyecto Monterrey VI está plagado de irregularidades financieras, ecológicas y legales, dirigentes de 11 organismos de la sociedad civil exigieron la cancelación de esta obra.

En conferencia de prensa y en un escrito entregado en la Oficialía de Partes del Congreso del Estado, los dirigentes solicitaron también la destitución del director general de Agua y Drenaje, Emilio Rangel Woodyard, por ofrecer información confusa, superficial y nada certera acerca de este proyecto.

“Luego de hacer un análisis de los documentos públicos y escuchar la opinión de especialistas y académicos con experiencia en temas hídricos, encontramos nuevos indicios de que el proyecto Monterrey VI es una obra no pertinente, innecesaria y sumamente costosa”, señaló Cosijoopii Montero, de Reforestación Extrema.

Entre los nuevos hallazgos se encuentra la modificación de trazo al cambiar la boca toma 12 kilómetros aguas abajo del Río Tampaón al Río Pánuco, lo que hace que se invaliden de manera inmediata y absoluta todos los estudios, permisos y concesiones otoradas a la obra, debiendo así restituirse la totalidad del proceso.

Uno de los señalamientos más recurrentes en este proyecto es la transparencia, dijo Sandrine Molinard, directora del Consejo Cívico de las Instituciones de Nuevo León.

“El discurso de las autoridades dista mucho de la realidad. Mientras se ha argumentado en repetidas ocasiones sobre la transparencia, en los hechos este proyecto es sumamente opaco”, indicó la directora del Ccinlac.

Refirió que en la sesión del Consejo de Administración de Agua y Drenaje de Monterrey el 12 de diciembre 2011, el Gobernador anunció que el proyecto sería transparente, lo cual ha incumplido.

A su vez, Malaquías Aguirre, presidente de Vertebra, señaló que con este proyecto las finanzas de Agua y Drenaje de Monterrey, así como la próxima administración del gobierno del estado, quedan en estado de vulnerabilidad al tener que pagar 125 millones de pesos mensuales más el IVA durante los próximos 27 años.

Lorenia Canavati, representante de Evolución Mexicana, entregó el escrito en la Oficialía de Partes del Congreso para que los legisladores exijan la cancelación inmediata de toda acción, gestión y trámite relativos al inicio de la construcción de este proyecto, hasta no tener las suficientes certezas jurídicas, ambientales y financieras que son indispensables para echarlo andar.

“Esta petición se sustenta en la patente opacidad, falta de control e irregularidades financieras, ecológicas y legales, de las que está plagado el proyecto en cuestión”.

Canavati dijo que estas anomalías llegan a absurdos tales como que no se ha podido dar siquiera una respuesta clara respecto al precio que pagará toda la población por el acueducto, ya que primero se dijo que eran 14 mil millones de pesos, luego 47 mil y después 57 mil millones de pesos.

Los dirigentes mostraron documentos que Agua y Drenaje ocultó y que sirven de sustento para solicitar la cancelación del proyecto.
Entre estos se encuentran el Dictamen del Impacto, Evaluación Socioeconómica del proyecto, Inconsistencias Monterrey VI y el Plan Integral para el Abastecimiento de Agua y Potable.