Monterrey

EU-Cuba ¿Qué tan cerca, qué tan lejos?

OPINIÓN. Pensar que el hecho de que dos países reanuden relaciones diplomáticas solo los afectan a ellos es ignorar que vivimos en un mundo en donde todos los países están relacionados de alguna forma.
CUESTIÓN 
PÚBLICA

RODOLFO 
GÓMEZ
ACOSTA
29 marzo 2016 9:21 Última actualización 29 marzo 2016 9:38
Rodolfo Gómez Acosta

Rodolfo Gómez Acosta

Fueron casi 9 décadas las que transcurrieron antes de que un presidente de Estados Unidos volviera a pisar tierra cubana, años en que la relación política y comercial de ambos países estuvo interrumpida, afectando no solo a las economías de ambas naciones, sino impactando los acuerdos comerciales de muchos otros países. Con la reciente visita del Presidente Barack Obama a Cuba se consolida el inicio de las relaciones diplomáticas entre ambos países, lo cual abre un abanico de oportunidades no solo para estas naciones sino también para México.

Se espera que la relación entre Estados Unidos y Cuba impacte positivamente en ambos países. Dos terceras partes de la economía de Cuba están dedicadas al sector servicios, el cual se verá incentivado con la mayor afluencia de turismo proveniente tanto de Estados Unidos como de otros países que tendrán un mayor interés por conocer ese país. De igual forma, Cuba no solo atraerá a turistas, el país también se posiciona entre las opciones de los inversionistas que desean participar en distintas industrias como la farmacéutica, aviación, construcción, entre otras.

Es importante recordar que las últimas décadas no han transcurrido igual para Cuba que para el resto de los países de América, si bien la economía cubana se ha destacado por tener grandes fortalezas como su sistema médico, existen otros sectores que no han alcanzado el nivel de desarrollo de otros países. La mayor apertura que muestra Cuba beneficiará a su población porque ahora será más fácil que el país acepte las nuevas tecnologías, lo cual representa una oportunidad de negocio para países como México. La cercanía geográfica que tiene nuestro país con Cuba lo convierte en un punto estratégico para que las empresas posicionadas en nuestra nación establezcan lazos con la industria cubana, tal es el caso de las empresas armadoras de automóviles, las cuales tienen expectativas favorables de exportación a ese país.

Pensar que el hecho de que dos países reanuden relaciones diplomáticas solo los afectan a ellos es ignorar que vivimos en un mundo en donde todos los países están relacionados de alguna forma.
La apertura que está mostrando Cuba es un hecho sin precedentes que puede ser aprovechado por países como México, que no sólo tiene la ventaja de la cercanía con ese país, sino también la fortaleza de sus industrias que pueden ser parte de la nueva cadena de suministros de la nación cubana. El interés de Estados Unidos y Cuba por reanudar relaciones se puede traducir en una importante derrama económica para México.

* El autor es abogado por la Facultad Libre de Derecho de Monterrey y Maestro en Derecho Financiero Internacional por Boston University. Su carrera profesional se ha enfocado al ámbito financiero y legal, ocupando puestos en diferentes entidades públicas.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.