Monterrey

Estiman crecimiento del PIB de Nuevo León de 4.5 a 5%

Rodolfo Gómez Acosta, secretario de Finanzas y Tesorero General de Nuevo León, dijo que como resultado de la fortaleza que muestra la economía estatal, los esfuerzos recaudatorios permitieron alcanzar un aumento de 12 por ciento en el Impuesto Sobre Nómina.
Juan Antonio Lara
12 agosto 2015 21:34 Última actualización 13 agosto 2015 5:0
Economía. (Bloomberg)

Este porcentaje será casi el doble del incremento que estima el Banco de México para la economía nacional este año. (Bloomberg)

MONTERREY.- La economía de Nuevo León crecerá durante este año entre un 4.5 y un 5 por ciento, nivel que de lograrse duplicaría el crecimiento del PIB nacional estimado por el Banco de México, que es de entre 1.7 y 2.5 por ciento, señaló la Tesorería General del Estado.

Al inicio del año, el crecimiento de la economía mexicana se estimaba en un 3.7 por ciento, cifra que después se ajustó a 2.6 y ayer Banxico volvió a ajustarla a la baja, para ubicarla entre 1.7 y 2.5 por ciento.

Ante esta situación, Rodolfo Gómez Acosta, Secretario de Finanzas y Tesorero General del Estado, dijo que como resultado de la fortaleza que muestra la economía estatal, los esfuerzos recaudatorios permitieron alcanzar un aumento de 12 por ciento en el Impuesto Sobre Nómina, de 7 por ciento en el Impuesto Sobre la Tenencia y de 12 por ciento los Derechos del IRCNL (catastro).

“Lo anterior, refleja la fortaleza de la economía local, para la cual en 2015 se proyecta un crecimiento del orden de 4.5 a 5.0 por ciento, superando el promedio nacional”, señaló.

Debido a la mayor recaudación en estos rubros, el Estado registró un incremento del 5.6 por ciento en los ingresos ordinarios durante el primer semestre del año respecto al mismo período del 2014.

Al presentar el informe sobre las finanzas públicas correspondiente al segundo trimestre del 2015, el funcionario destacó que este crecimiento se dio pese a la expectativa de un menor crecimiento económico del país.

Los ingresos ordinarios del gobierno estatal pasaron de 29 mil 849 millones de pesos en el primer semestre del 2014, a 31 mil 514 en el mismo semestre del 2015.

Al hacer un desglose, el funcionario dijo que los ingresos propios del gobierno estatal subieron un 8 por ciento durante el segundo trimestre del 2015, frente al mismo período del 2014, al pasar de 5 mil 767 a 6 mil 251 millones de pesos.

Por su parte, las participaciones federales subieron 5 por ciento en el primer semestre, al pasar de 12 mil 988 millones de pesos a 13 mil 633 millones de pesos.

Y las aportaciones federales se incrementaron un 13 por ciento, al subir de 10 mil 262 millones de pesos a 11 mil 629 millones de pesos.

El Tesorero del Estado destacó que las finanzas públicas no se han visto afectadas hasta el momento por la reducción en los ingresos que ha sufrido el país ante la baja de los precios del petróleo.

Respecto a la gestión de fondos federales, el funcionario dijo que de 6 mil 924 millones de pesos, ya se han recibido 3 mil 789 millones de pesos.

“Esto ha sido un complemento muy importante para nuestro gasto de inversión”, indicó.

De estos recursos, 2 mil 382 se han destinado para la construcción de la Línea 3 del Metro.

“El fortalecimiento de las finanzas estatales durante el segundo trimestre del 2015, ha sido logrado gracias a dos acciones”, consideró el funcionario.

“Primero por el aumento de los ingresos recaudados a nivel local, en lo que Nuevo León destaca como una entidad muy eficiente, debido a las acciones de fiscalización y las tendientes a ampliar y depurar el padrón de contribuyentes.

“Y segundo, gracias a una exitosa gestión de recursos federales para la realización de importantes obras, programas y proyectos, entre los que destacan la Línea 3 del Metro y distintos fondos para los municipios”.

Detalló que de los 6 mil 924 millones de pesos de recursos federales que se logró gestionar durante el segundo trimestre del 2015, el 31 por ciento será canalizado a los municipios del Estado.

Agregó que la mejoría en la posición financiera del Estado, permitió alcanzar un incremento del 6 por ciento en la inversión pública estatal.